Para ser emprendedor es necesario formación y aptitudes

20120219-100518 a.m..jpg

Los planes para emprendedores se suceden, mientras los institutos de negocios asisten atónitos a la demanda de estudios específicos sobre emprendimiento. Incluso en educación secundaria hay quienes han incluido en el currículum cómo realizar un plan de negocio… A emprender, parece ser el lema. Pero, ¿está todo el mundo capacitado para ser un emprendedor? Los expertos no lo tienen claro. Para unos, cada persona alberga un emprendedor. Otros consideran que sólo lo es quien reúne una serie de cualidades.

¿Qué es ser un emprendedor? La definición abarca desde la persona que pone en marcha una actividad innovadora hasta aquellas que inician cualquier tipo de actividad económica sin necesidad de constituir una empresa.

Hasta ahora, la mayoría de los emprendedores eran personas que, habiendo trabajado por cuenta ajena, habían adquirido la experiencia y el conocimiento del mercado suficientes para trabajar por cuenta propia.

Aunque esto puede alterarse ante la necesidad de muchos desempleados de buscar una salida profesional en sectores en los que no tienen conocimientos previos. Marta Zaragoza, que ha participado en diversas investigaciones sobre la emprendeduría, destaca que el 50% de la viabilidad de un proyecto lo determina el perfil de las personas que lo lleva adelante.

Esta profesora de la Universitat de Barcelona (UB) y la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) defiende que sólo los que tengan unas competencias adecuadas están realmente capacitados para emprender. Por competencias Zaragoza entiende conocimientos, habilidades, actitudes y aptitudes para sacar adelante un proyecto empresarial, sea para 50 trabajadores o para uno mismo, sea un bar o un negocio vinculado a las nuevas tecnologías.

Juan José Güemes, presidente del Centro Internacional de Gestión Emprendedora del Instituto de Empresa (IE), es mucho más tajante. Cree que todo el mundo puede emprender: “Hay actitudes para hacerlo mejor o peor, pero nadie está impedido para llevar adelante un proyecto”, señala, mientras insiste en que a ser emprendedor “se enseña y se aprende”.

¿Cómo? Buscando una necesidad, generando problemas y buscando soluciones, relata. Güemes insiste en el aprendizaje como base del emprendimiento, porque “aunque no sea una garantía de éxito, sí reduce el fracaso”.

Algunos expertos alertan, sin embargo, que hay que tener mucho cuidado en forzar el emprendimiento en época de crisis, porque para emprender es preciso realizar un estudio sosegado de las posibilidades de negocio, espíritu que no siempre se tiene cuando uno está desesperado por llevar un salario a casa. La profesora de la UB y la UOC advierte de que no se debe emprender por necesidad: “El mercado, la competencia y los clientes no entienden nunca de necesidades propias y eso hay que tenerlo en cuenta”.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s