El temor a equivocarse

20120228-094416 a.m..jpg

El temor a equivocarse puede llegar a ser muy grande porque tememos que el error será irreparable, cuando en realidad existen muy pocas decisiones en la vida totalmente irreversibles.

Reparar las consecuencias y efectos de una decisión, tomada un poco a la ligera a partir de una valoración errónea, requiere sin duda un esfuerzo y la necesidad de replantearse elecciones diferentes, pero es la única forma de avanzar en nuestra vida con mejores recursos.

Frente a una encrucijada debemos meditar con determinación las ventajas que nos ofrece cada uno de los caminos e inconvenientes que plantea, pero debemos también ser firmes ante la decisión adoptada y pensar que, si bien es cierto que no se puede regresar nunca al punto exacto de partida, casi siempre podemos darnos una segunda oportunidad que se verá sin duda enriquecida por la experiencia acumulada.

En la vida no existe nada que pueda garantizarnos el éxito; ese es el riesgo de vivir, pero también su encanto.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s