No sola hay que ser emprendedores, también hay que ser efectivos…

“..¿Quieres tener un gran imperio? Impera primero sobre ti mismo..” – Publio Siro –

20120304-091047 a.m..jpg

En esta enorme avalancha por la competitividad, el progreso y la realización personal a veces nos olvidamos, de aspectos que hacen que los seres humanos no sólo lleguen a la cima, sino que se mantengan en ella.

Sólo los emprendedores que aplican una visión de liderazgo con integración de aspectos, son quienes avanzan firmes hacia sus metas.

1. Con visión proactiva, es el emprendedor que toma la iniciativa, quién actúa por sí mismo, quién se compromete y mantiene firmes sus compromisos, el que actúa de forma inmediata frente al estímulo, es decir, el Emprendedor Proactivo ha adquirido las capacidad de desarrollar un nivel de respuesta eficaz ante los requerimientos. La palabra proactividad, significa no solo tomar iniciativa, sino que también nos sugiere la responsabilidad que tenemos de nuestra vida, conducta, acciones y repercusiones, al tomar decisiones.

Tomar la iniciativa no significa ser insistente, molesto o agresivo. Significa reconocer nuestra responsabilidad de hacer que las cosas sucedan. Tomar la iniciativa es prevenir los inconvenientes y resolver los problemas que se presenten y eliminar toda posibilidad de inconsistencia y postergación.

2. Aplicando el liderazgo, es quién empieza con un proyecto en mente, pero su idea es tan clara y estructurada, que consigue transmitir en forma sencilla y comprensible a las personas que lo siguen. Es quién permite opiniones diversas para enriquecer el proyecto y promueve la total participación de todos los integrantes. Se basa en el liderazgo personal para alcanzar la meta propuesta.

3. Mantener una poderosa voluntad independiente, es quién proyecta su futuro personal hacia altos niveles de realización, con planeación efectiva, visión clara y valentía para tomar riesgos.

Y además de ello allana el camino para quienes vienen detrás y enriquecen su propio proyecto.

4. Establecer el ganar – ganar, en todos los planes y relaciones.

Existen seis paradigmas de interacción humana que son ganar – ganar; gano – pierdes; pierdo – ganas; pierdo – pierdo – gano; ganar – ganar o no hay trato.
– Ganar – ganar significa que los acuerdos o soluciones son mutuamente benéficas, mutuamente satisfactorias, para ambas partes.
– Gano – pierdo son proclives a utilizar la posición, el poder, los títulos, las posesiones o la personalidad para lograr lo que persiguen.
– Pierdo – ganas es peor que gano – pierdes porque no tiene ninguna norma, ningún requerimiento ninguna expectativa, ninguna visión las personas gano – pierdo están deseosas de agradecer o apaciguar busca fuerza en la aceptación o la pluralidad tienes poco coraje para expresar sus sentimientos y convicciones y la fuerza del yo de los demás las intimidad fácilmente.
– Pierdo – pierdes, es cuando interactúan dos individuos resueltos, obstinados, egoístas, el resultado será pierdo – pierdes. Ambas perderán. Son personas desdichadas y piensan que todos los demás también deben serlo.
– Gano: las personas con mentalidad de gano no necesariamente tienen que querer que algún otro pierda. Sino que les importa es conseguir lo que quieren.

En las cinco dimensiones de ganar – ganar, pensar en ganar – ganar es fundamental para el éxito en todas nuestras interacciones y abarca cinco dimensiones interdependientes de la vida.

5. Aplicar la compresión personal antes de querer ser comprendido, este es un punto que requiere la más genuina honestidad, pues antes de quejarse o condenar, habrá que ver primero lo que hay dentro de uno mismo, auto comprenderse y reconocer las propias fallas con sinceridad, buscar la solución más adecuada y quizá después ser comprendido, así se adquiere la capacidad de entender y ayudar a las demás personas, en el desarrollo de los proyectos.

6. Alternancia en el liderazgo, es la sinergia, es la esencia del liderazgo transformados. Es la esencia de la paternidad transformada. Cataliza, unifica y libera la más grandes energías del interior de la persona. Un líder emprendedor nato no pretende mandar sino guiar y sugerir alternativas, promoviendo también alternar la estafeta, con otros líderes afines a su causa. Es la capacidad también de aceptar todos los puntos de vista, planeando colectivamente en subordinar viejos guiones y redactar uno nuevo. La sinergia es importante ya que en un principio correcto es la realización suprema de todos los hábitos anteriores. Es la efectividad en una realidad interdependiente: es formación del equipo, es trabajo de equipo, desarrollo de la unidad y la creatividad con otros seres humanos.

7. Aportado bienes y beneficios, consiste en preservar y realizar el mayor bien que se posée, en la totalidad, enriqueciendo las cuatro dimensiones de la naturaleza del ser humano, la física, la espiritualidad, la mental y de social – emocional, propia y de los demás. Es así como consideramos que individuos integrales, realicen funciones más completas.

Y recuerda… Hay que ser altamente efectivos y no sólo emprendedores!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s