El principal Secreto para ser un Emprendedor Exitoso


por Julián Castañeda

Muchas personas están en busca de la “píldora mágica” para montar un negocio exitoso o para hacer crecer uno a gran escala. Yo personalmente he probado montones de software, de técnicas, de estrategias y han ayudado bastante, es una realidad, pero lo que he probado y ha sido lo que más resultados me ha traído en mi vida y en mis negocios es el lograr tener balance y el equilibrio en mi vida.

Te voy a contar brevemente mi historia para que entiendas cómo aprendí esta gran lección: estudié Administración de empresas en Bogotá y cuando estaba cerca a graduarme decidí crear mi propia empresa, hice un muy buen plan de negocios para un proyecto llamado Xpctrum Advertisement que pretendía prestar servicios de publicidad optoelectrónica a otras empresas. Lo presenté en un concurso de ideas de negocio de mi país, del cual salí ganador, la idea era espectacular para una nueva empresa innovadora en Colombia. La empresa en la que gané el concurso se dedicaba a asesorar planes de negocio y estructurarlos para buscar financiación, después de todo el proceso lo presentamos ante la cámara de comercio de mi ciudad (que es el ente que aprueba los planes de negocio para financiamientos) y NO lo aprobaron. Sin embargo creí mucho en mi idea y decidí montarla por mi cuenta, prestándome de dinero de amigos y familiares me arriesgué a montar la empresa. Empecé muy entusiasmado y muchas empresas se interesaron en los servicios de Xpctrum. Tuve varios clientes muy satisfechos con el servicio y los productos que comercializaba. Pero después de un año la empresa quebró… ¿Por qué? Podría decir que fue el mercado, que fueron los clientes, que fue la economía pero en realidad no fue así, mi empresa quebró porque tenía una vida muy desorganizada. Cuando eres tu propio jefe y no tienes nadie encima de ti diciéndote qué debes hacer y qué no, es muy fácil perder el rumbo, no dominaba mi vida ni mi tiempo ni nada y eso me llevo a la quiebra. Fue en ese momento que me di cuenta que antes de poder tener un negocio exitoso debía trabajar en mí mismo para dominar mi vida.

Cuando tienes tu vida en equilibrio todo parece fluir de forma natural, sin esfuerzo y sin complicaciones. ¿No has tenido un momento en tu vida en que has sentido que todo está bien y por consiguiente todo lo demás que haces te sale igual de bien o incluso mejor? O por el contrario ¿Te has levantado un día de mal genio por algo y ese día particular te ha ido mal en el trabajo y con tu familia? Bien, como habrás notado cuando todo marcha bien, las cosas que haces salen igual o mejor.

Es una realidad que muchos emprendedores dejan de lado otros aspectos importantes de su vida como son su desarrollo personal, su familia, su salud entre otros muchos para dedicarse 100% a su idea negocio o empresa. Tienen o quieren un negocio propio para ser libres pero en realidad son esclavos de esa empresa, pues si ellos no trabajan la empresa no produce resultados y ello genera estrés, problemas familiares, de salud entre otras muchas cosas más.

Seguramente ya te habrás dado cuenta de la importancia de equilibrar y balancear tu vida en todos los aspectos de ella, pero te estarás preguntando ¿cómo lo logro? Y te quiero decir que la única respuesta a ello es: mediante el dominio de ti mismo y de tu vida. Vas a tener equilibrio y balance en tu vida una vez la hayas dominado y eso incluye dominar tu tiempo, tu salud, tu mente, tu cuerpo, tu familia etc.

Cómo dominar tu vida:

1. Evalúate: debes hacer un ejercicio de introspección que consiste en escribir en una hoja de papel exactamente cómo te sientes en cada una de las áreas de tu vida (salud, dinero, amor, familia, mente, pareja) vas a ser específico y a plasmar todos los problemas que sientes que hay en cada una de las áreas.

2. Pequeñas acciones de mejora: una vez tengas identificadas las áreas en las que debes mejorar y cuáles son los problemas que tienes actualmente vas a definir una pequeña acción de mejora que puedas hacer fácilmente y de ser posible a diario que poco a poco contribuya a mejorar el área en cuestión. Ejemplo: si tu área a mejorar es tu relación familiar puedes decidir compartir 15 minutos en la noche para hablar con tu familia sobre cómo les fue a cada uno en su día. Como ves es algo muy sencillo que no te quita mucha energía ni tiempo, pero que de repetirse todos los días lograría mejorar sustancialmente la relación con la familia. Nota: vas a empezar a hacer una acción de mejora a la vez, es decir que desde hoy o mañana empezarás con el área más urgente de tu vida una vez sientas una mejora sustancial en ella vas a pasar a la siguiente acción de mejora, pero sin descuidar la anterior.

3. Compromiso: tienes que comprometerte contigo mismo y con las personas involucradas (pareja, familia, amigos etc) a realizar las acciones que definiste en el paso anterior y tienes que hacerlas para ver los cambios. De otra forma todo seguirá estando igual que antes.

4. Ritual: es normal que cuando realices las acciones de mejora haya una cierta resistencia de tu mente y tu cuerpo a hacerlas pues muchas de ellas te parecerán en principio aburridas y difíciles. Para que esto no sea así debes buscar la forma de volverlas un ritual, un ritual es un hábito con un componente de condicionamiento positivo. Para que lo entiendas mejor te daré un ejemplo: imagínate que decides mejorar tu salud y para ello decides levantarte media hora más temprano y salir a trotar a las 5 de la mañana, obviamente a tu cuerpo y a tu mente en un principio le va a dar pereza realizar este cambio y para ello lo volveremos un ritual. Imagínate que para condicionarte positivamente decides que cuando vas a trotar vas a ponerte tu mp3 y vas a escuchar la música que más te gusta, y que cuando llegues a casa de trotar como premio te vas a tomar un delicioso jugo de tu fruta favorita y luego de ello te vas a tomar una ducha de agua fría para recompensarte, suena bien ¿no? Debes mirar cómo puedes condicionarte positivamente a ti mismo para que las acciones de mejora las disfrutes tanto como te sea posible, de esta forma no solo estarás mejorando tu vida sino que disfrutarás el proceso.

Para muchas personas el fin último de la vida es la felicidad, pero para mí NO lo es. Sin duda es un parte muy importante pero para mi forma de pensar el fin último de la vida es el equilibrio, porque ¿de qué te sirve ser muy feliz si estas muy enfermo físicamente? Es cuando tienes equilibrio y balance de todas las áreas de tu vida que te sientes lleno de tranquilidad, armonía y todo lo que hagas lo harás de la mejor forma.

Autor Julián Castañeda

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s