¿Que tipo de emprendedor eres?


por Lorena

Emprendedores hay muchos, pero hay que hacer justicia, no todos son iguales. Podemos decir que al menos, existen 8 diferentes clases de emprendedor, las cuales se encuentran unificadas por el hecho de que todos comparten el hecho de que poseen una gran capacidad para asumir riesgos, una gran tolerancia a la frustración, una gran pasión por todo lo que hacen, capacidad de intuición y una flexibilidad para poder adaptarse al entorno que los rodea.

Pese a esto, decíamos que no todos los emprendedores son iguales, ya que los diferencia la motivación y el como encarar el proceso emprendedor. El primer tipo de emprendedor que mencionaremos es el emprendedor visionario, el cual se caracteriza por ser muy versátiles y se atreven con cualquier desafío. Podemos mencionar que son vocacionales y pasionales, lo que les vuelve unas personas más comunicativas, y a la vez, son bastante persuasivos, además de tener poca aversión al riesgo. Tal vez, el gran punto en contra del emprendedor visionario, es que abre muchas puertas y no cierra ninguna, es decir, piensa en muchos proyectos e ideas geniales, pero no concreta ninguno, lo que significa que puede caer en la inconstancia, ya que abandona proyectos a la primera.

Un segundo tipo de emprendedor que podemos mencionar en esta clasificación de emprendedores es el denominado, emprendedor por necesidad. Esta clase de emprendedores tiene la particularidad de que han llegado a ser emprendedores por necesidad o por huida de las circunstancias económicas del momento. Esta clase de emprendedores no están satisfechos con su situación profesional o económica y deciden buscar nuevos rumbos. Los emprendedores por necesidad son bastante prudentes a la hora de emprender y suelen embarcarse en proyectos pequeños que encajarían más dentro del prototipo del trabajador independiente o autónomo. La necesidad les obliga a transformarse en sagaces buscadores, por lo que acaban desarrollando un olfato para detectar oportunidades. Otra virtud de esta clase de emprendedores es que son constantes y tenaces. Podemos mencionar que esta clase de emprendedores tienen muy desarrollado el valor del esfuerzo individual y por ende, la importancia del trabajo, tanto en el emprendimiento como en la vida privada.

Por el contrario, la principal falencia de los emprendedores es que al ser ellos emprendedores por necesidad y no por gusto, necesitan poder desarrollar un poco la personalidad empresarial, no basta con solo trabajar, sino que se necesitar ser capaz de gestionar, es decir, en tener una actitud emprendedora. También esta clase de emprendedores tienden a dejarse llevar fácilmente por el desaliento ante el primer bache económico o empresarial, pero a cambio son también más perseverantes.

Hasta aqui,hemos hablado de los emprendedores visionarios y de los emprendedores por necesidad, planteando sus características y sus falencias. Pero no son las únicas clases de emprendedores que nos podemos topar. También existen los emprendedores por inversión, los cuales se dedican no sólo a emprender sino que además que buscan tanto la oportunidad como la rentabilidad por la acción emprendedora. Este afán por buscar la rentabilidad a toda costa, los hará paralizarse muchas veces frente al riesgo, lo cual los puede inhibir frente a situaciones arriesgadas pero atractivas.

El hecho de que solo quieran obtener dinero, hace a que esta clase de emprendedores solamente busquen la rentabilidad, olvidando el resto del proceso emprendedor, sin importarles los problemas cotidianos que pueda tener el emprendimiento.

Una segunda clase de emprendimientos que podemos mencionar es el emprendedor analista quien posee una mente analítica, lo que le permite poder detectar dónde se hacen las cosas de una forma poco práctica. Percibe los detalles más mínimos y saca conclusiones insospechadas. Esta clase de emprendedores son bastante versátiles, pero a la vez, son expertos en nada. La gran desventaja de estos emprendedores analíticos es que hace que sean emprendedores fríos y poco vinculados con la vida cotidiana, además tienen la desventaja que al analizar mucho los escenarios, no concretan nada, en otras palabras, mucha teoría y poca práctica.

Una tercera clase de emprendedores que podemos mencionar son los emprendedores por suerte. Esta clase de emprendedores logran tener una visión clara de lo que necesita el mercado.

Tienen una gran capacidad de adaptarse a los cambios y saben aprovechar la situación de crisis. Aparecen en situaciones de crisis o en economías emergentes, donde existen grandes ineficiencias en el mercado, y en más de una ocasión, el emprendedor por suerte, son la consecuencia directa de crisis económicas que obligan a buscar nuevas expectativas y muchas veces surgen por azar.

Tal vez, el único punto débil que poseen esta clase de emprendedores, es que al ser hijos de la suerte o azar, poseen escasa capacidad de decisión, dependiendo de los avatares circunstanciales en el mercado.

Como podemos ver, no existe una sola clase de emprendedor. Más que especializarse en una forma de asumir el emprender, habría que aprender alguna característica de cada uno, el ahorrar, el innovar, el aprovechar oportunidades, el mirar más allá de lo común, ya que todas ayudan a crear un buen emprendedor.

Autora Lorena – http://negocioaz.com/que-tipo-de-emprendedor-eres-primera-parte.html

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s