El arte de crear


Hace algunos días me decía una amiga que su hermana con muchísimo esfuerzo había pagado la universidad a su hija y la hija, ahora una administradora de empresas, estaba trabajando en un restaurante limpiando mesas y ganando 400.000 pesos.

Me expresó la preocupación que sentía toda la familia que después de hacer un esfuerzo enorme durante 5 años sentía ahora que su inversión no había valido la pena. Me manifestó la frustración que sentía esta niña que siempre había creído que la universidad le iba a abrir puertas y ahora encontraba puertas cerradas.

Pienso que tenemos que re-enfocar las expectativas de los jóvenes en cuanto a qué es lo que verdaderamente uno obtiene en la universidad y cuál es su reto para verdaderamente potencializar esa experiencia. Pienso que a esa joven había que decirle que su reto era crear.

-¿Qué, quiere decir crear? Pienso que es el reto para cualquier persona que está contemplando ir a la universidad en un país como Colombia donde hay tantas oportunidades vírgenes.

-Crear es un acróstico, arranca con conocer mundos diferentes. La universidad claramente lo expone a uno a formas diferentes de ver el mundo, formas diferentes de razonar. El salirse de su zona de confort es básico para aprender. Al hacer esto, ve uno oportunidades que antes no veía.

Estos mundos diferentes están tanto en los libros como en las calles, tanto en las experiencias de los profesores como en la de los compañeros, en las oportunidades de intercambios como en las actividades extracurriculares, en las oportunidades de trabajo como en las de voluntariado. Como con todas las oportunidades, éstas generalmente no tienen la etiqueta de oportunidad. Tenemos que buscarlas.

La R, es Relacionarse. Relacionarse implica crear relaciones a largo plazo. Relacionarse implica no solamente hacer contactos sino armar relaciones duraderas. Relacionarse implica aprender a conectarse y a encontrar temas en común con gente bien diferente a uno. Relacionarse implica construir relaciones cuando uno no las necesita así cuando las necesite las podrá apalancar. Relacionarse implica escuchar ideas diferentes y aprender a cuestionarse las de uno.

La E es Energizarse. Es clave energizarse con las ideas, con la buena energía de otros, energizarse con la oportunidad que le brinda a uno la universidad de crear, de inventar con riesgos controlados. Energizarse implica despertarse cada mañana entusiasmado de la gran oportunidad que uno tiene de estimular la mente con las ideas de los grandes. Energizarse implica verse grande y convertirse en grande. Energizarse implica soñar y capturar sus sueños y lograr unos sueños integrales – profesionales, familiares, espirituales, sociales, físicos, financieros y de país. Los sueños motivan. Motivación es motivo más acción. Al tener motivos claros, energía y decisión, actúa uno y crea un círculo virtuoso.

La A es Aprender. ¿Cuál es el aprendizaje que le queda a uno en la universidad? Le queda a uno el que uno aplica. Sólo aprende uno cuando internaliza el nuevo conocimiento, las metodologías, la forma de ver el mundo y cuando uno cambia de comportamiento. Aprender implica desarrollar competencias básicas para la vida -aprender a aprender, a emprender, a innovar, a organizarse y a unir a otros. Aprender implica conocer en detalle modelos que lo inspiran a uno. La mayoría de los conocimientos van cambiando y cada vez están más asequibles a cualquiera, pero esos modelos, esas formas de hacer las cosas de una manera ágil y eficiente, esos modelos de individuos, instituciones, empresas, comunidades, que han logrado retar los paradigmas existentes y construir nuevas oportunidades se vuelven una fuente tanto de inspiración como de transformación.

La R, es Reír. La universidad es una oportunidad de reírse mucho, de divertirse, de pasarla bien; es una oportunidad de crear ideas en la mitad de una fiesta, de un conversatorio, de un partido, de soñar con un mundo mejor y de trabajar para construirlo, de salirse de los terrenos trillados, de retar las vacas sagradas inclusive las de uno. Reír es también reírse de los paradigmas de nuestra Colombia tradicional y construir nuevos modelos mentales más propicios para lograr transformar tanta riqueza que tenemos.

Hace unos años le pregunté a un estudiante del último semestre de una de las mejores universidades del país que cuál era su mayor logro en la vida, él me respondió: “Que me hayan aceptado en esta universidad”, yo le dije: “Eso fue hace 9 semestres y qué ha logrado en estos 9 semestres”, él me dijo: “pues estudiar y rumbear que es lo que hace uno en la universidad”, yo le comenté: “pues qué lástima que no haya aprovechado esa gran oportunidad, porque no conoció mundos diferentes, porque no se relacionó con gente que lo estimuló, que no se energizó, porque no aprendió metodologías y modelos y porque no se rió mucho”.

El crear es básico en un país virgen como Colombia, donde todo está por hacer. Estimulemos a la gente joven a que al ellos crear durante la universidad, crearán también un gran futuro para ellos y para el país. Estimulémoslos a que aprovechen la universidad para crear oportunidades para ellos y para otros. Creando, construimos la Colombia que merecemos.

Por: Pedro Medina – Presidente, Fundación Yo Creo en Colombia.

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s