Adquiere Conciencia Sobre Lo Que Puedes Lograr


por Juan Sebastian Celis Maya

Hasta ahora, puede que estés convencido de que cuentas con la habilidad de lograr grandes cosas en la vida.

Adquirir conciencia sobre tu propio potencial, y darte cuenta todo aquello que puedes alcanzar con tus capacidades, es uno de los pasos más importantes hacia el éxito.

Esto no sólo te ayudará a fortalecer tu autoconocimiento, sino también a aumentar tu autoconfianza cada vez que desees emprender alguna nueva actividad.

Tu sed de éxito se fundamenta en tu interés para alcanzar las metas que están en tu mente en este momento. Por supuesto, si estas metas son claras, tu mente subconsciente se encargará de ayudarte brindándote ideas y motivándote a actuar.

Normalmente, los seres humanos tenemos el potencial de lograr cosas grandiosas. Sin embargo, mira que la diferencia radica en que no he dicho: “Tenemos la habilidad” o “la capacidad” para lograr cosas grandiosas.

La cuestión está en el potencial.

Y el potencial no es más que todo aquello que puede realizarse, una vez estemos en movimiento, con la “configuración” mental correcta.

O en otras palabras, el potencial es aquello que podemos ser capaces de lograr, si nos entrenamos de manera correcta, principalmente a nivel subconsciente.

Tu mente consciente se encarga de analizar tu entorno, de capturar las entradas de información a través de los 5 sentidos, y de enviar dichos datos a tu mente subconsciente.

Luego, tu mente subconsciente define qué hacer a continuación, con base en la información almacenada durante años, que te permite saber cómo actuar y qué decidir en diversas situaciones.

Esto implica que mientras más alimentes a tu mente subconsciente con estímulos que te lleven al logro personal y a la certeza de éxito, mejor capacitado estarás para explotar tu propio potencial.

Adquiere Conciencia Sobre Lo Que Puedes Lograr

Un ejercicio interesante para conocer si serías capaz de lograr una meta u objetivo, es el siguiente:

Piensa en algo que quieras lograr, lo que sea. No importa si en principio parece muy grande, difícil, complejo, o incluso simple.

Luego de esto, cierra tus ojos e imagínate ya habiendo logrado esa meta.

¿Cómo te vestirías? ¿Cómo te comportarías? ¿De qué manera estarías actuando? ¿Estarías con las mismas personas? ¿Qué te dirían?

Trata de imaginar todo detalle posible de tu logro, y luego, pregúntate “¿En verdad me veo logrando esto?”.

Entonces ahí, pueden surgir tres tipos de sentimientos.

El primero, es un sentimiento rechazo total. Puede que tu mente subconsciente te diga de todas las maneras posibles, que no se puede. Que simplemente no te ves logrando eso, y que aparte de todo, no es siquiera un verdadero deseo.

En ese caso, tu mente misma se encargará de darte claridad respecto a por qué no sería bueno que emprendieras tu camino a dicho logro. Es posible que debas realizar algunos ajustes, si realmente quieres continuar.

El segundo sentimiento, es uno de certeza total. Es un sentimiento de que puedes alcanzar eso que te propones, y mucho más. Es uno que deja fuera todo tipo de duda, y te permite saber que tienes las capacidades y talentos para alcanzar esa meta en especial.

En este caso, no hay mucho problema, pues lo más probable es que realmente tengas las capacidades y conocimientos. ¡Sólo te falta empezar a actuar!

Y finalmente, viene el sentimiento más importante (y usualmente el más común). Es un sentimiento que te dice algo como:

“Yo sé que podría lograrlo si quisiera, pero no sé cómo empezar”.

O algo como: “Temo que si le apunto a esta meta, algo salga mal”.

En definitiva, es un sentimiento de duda, temor, y deseo de logro mezclado. Por un lado, está el deseo de éxito en tu mente. Pero por el otro, quizás se encuentre ligado algún recuerdo que te dé expectativas negativas sobre el logro de tus metas.

En este caso, es importante que sepas que también tienes las capacidades y habilidades para lograr esa meta.

Lo que quizás te falta, es algo de conocimiento, o de talento. Y ambas cosas se pueden adquirir fácilmente, tanto estudiando, como poniendo en práctica tus estudios.

Lo importante es que establezcas una buena comunicación con tu mente subconsciente, y ésta sólo se logra a nivel de los sentimientos. Tus respuestas serán sumamente claras, sólo si te fijas en la manera como te sientes.

Y esa es justamente la clave, para empezar a fortalecer elementos de tu vida que quizás no estén muy sólidos por el momento. Es sólo cuestión de que te tomes el tiempo para realizar este ejercicio, que aunque parezca simple, es bastante poderoso.

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s