¿Cuándo debo abrir mi negocio? El momento de la verdad


Una dimensión que puede influir (a veces notablemente) el posible éxito de un negocio es el momento que escogemos para arrancar el proyecto y comenzar nuestra actividad. Arrancar demasiado pronto puede llevarnos a un fracaso al no poder hacer frente adecuadamente a las dificultades que se nos presenten, y no aprovechar el momento justo puede hacer que otros ya estén en el lugar competitivo que pretendíamos ocupar.

¿Qué factores influyen a la hora de escoger el momento adecuado de arrancar nuestro negocio? Yo los he dividido en aspectos fiscales, de entorno y de negocio:

Aspectos fiscales: Cuando no existen otros condicionantes fuertes a la hora de escoger el momento de inicio de negocio, lo normal es atender a los aspectos fiscales. En este sentido, debemos evitar iniciar la actividad al final de años fiscales o de períodos impositivos, pues esto nos obligará a un coste administrativo de atender nuestras obligaciones (declaraciones, pagos) que podríamos ahorrarnos si esperamos unas semanas o meses para arrancar. De hecho, la mayoría de las empresas inician su actividad a principios de año o en primavera, en parte por este factor fiscal, y en parte porque proceden de ideas que se han ido madurando a lo largo del año anterior.
Aspectos de entorno: A veces existen circunstancias legales, sociales, macroeconómicas o de oportunidad externa a nuestro negocio que aconsejan iniciar actividad en unos momentos determinados y no en otros. Los principales factores que pueden influirnos en este sentido son los siguientes:
Cambios de legislación: Pueden favorecer o perjudicar el arranque de nuestro negocio, bien por motivos fiscales, o de normativa de nuestro sector, acceso a recursos, etc.
Acceso a subvenciones: La ventana de oportunidad de acceder a subvenciones en condiciones óptimas nos puede llevar a la necesidad de esperar o acelerar el inicio de actividad
Adquisición de activos: Nuevamente cambios en la legislación pueden influir en el momento adecuado para iniciar actividad. Piénsese, por ejemplo, los posibles efectos de la reciente subida del IVA en España en la tesorería, o las posibles campañas de ayuda a adquisición de determinado tipo de activos (rehabilitación de locales, vehículos de motor, etc.).
Aspectos laborales: Novedades legislativas en aspectos de contratación laboral y de seguridad social pueden crear también ventanas de oportunidad que debemos aprovechar.
Acceso a recursos, capital, socios: No siempre disponemos de los recursos en el momento que deseamos, y es muy común que el acceso a esos recursos no sea neutral a lo largo del tiempo. Algunos recursos, o la colaboración de socios necesarios para nuestro negocio, pueden retrasar la posibilidad de arranque con éxito. El capital, en concreto, suele ser un recurso que precisa de un tiempo para su captación; en general, podemos decir que se debe tratar de obtener capital buscando un equilibrio en la medida de lo posible entre las condiciones de acceso al mismo (mejor pedir capital cuando el dinero está barato y hay liquidez de fondos para prestar) y nuestras posibilidades de hacer productivo y rentable ese capital. Aunque es cierto que no corren tiempos precisamente fáciles para la obtención de financiación, tratar de conseguir fondos de forma demasiado apresurada puede llevarnos a aceptar condiciones poco favorables para nuestro negocio.
Aspectos de negocio: El momento óptimo para iniciar nuestra actividad puede estar también influido por aspectos inherentes al negocio que vamos a emprender:
Ventanas de oportunidad: A veces hay un momento concreto en que debemos arrancar. Novedades en el entorno pueden crear nichos de mercado que personas con visión pueden llenar con un nuevo negocio. En estos casos, si no aprovechamos el momento, otros pueden asentarse en el nuevo nicho de mercado que se ha creado y nos costará mucho más abrirnos camino en él. En situaciones de ventaja competitiva, muchas veces el que golpea primero lo tiene mucho más fácil para consolidar su posición y hacer frente a los competidores.
Estacionalidad: Los productos de primera necesidad no suelen registrar estacionalidad, por lo que es común que inicien actividad al arranque del año fiscal; muchos productos de consumo (juguetes, electrónica, informática) tienen estacionalidad fuerte en torno a Navidades; la seguridad privada y la hostelería tienen picos de demanda hacia el verano; las consultoras y asesoras tienen más acceso a los clientes a principios de año, cuando éstos cuentan con presupuesto; las librerías y papelerías ven crecer su demanda al inicio del período escolar; la ropa y complementos tienen momentos de más fuerte demanda al inicio de las campañas estacionales de primavera y otoño… Casi todos los sectores registran una cierta estacionalidad, y debemos tener en cuenta la misma para escoger el momento de inicio de actividad. Lo ideal es arrancar el negocio uno o dos trimestres antes de la época fuerte del año, pues así podremos estar en condiciones de aprovechar la época de demanda fuerte y poder hacer frente a la época baja del ciclo anual con facturación y ventas ya realizadas.
Con todo lo expuesto, queda claro que el momento que escogemos para iniciar nuestra actividad no es neutral para el éxito de nuestro negocio, y que puede llegar a ser determinante para el mismo en algunos casos. No dejéis de tener en cuenta estos aspectos, pues casi siempre existe una ventana de oportunidad más favorable para la apertura de vuestro negocio que debéis saber detectar y aprovechar.

Otra cuestión interesante es que, en función de dichas oportunidades, podéis incluso plantearos un arranque de manera gradual, que os permita aprovechar las posibles oportunidades sin forzar un inicio de actividad con los recursos adecuados. En este sentido, en algunos casos cabe que iniciemos la actividad como personas físicas, que exige muchos menos trámites, y nos puede permitir aprovechar oportunidades de negocio hasta que estemos listos para tomar una forma societaria para nuestro negocio.

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s