5 frases de John D. Rockefeller para emprendedores


Fue el creador del imperio petrolero de la Standard Oil, empresa tan exitosa que tuvo que ser desmembrada por las autoridades de Estados Unidos, entonces preocupadas que una sola compañía pudiese concentrar tanta riqueza, tanta cuota de mercado y tanto poder. Hemos recogido 5 citas interesantes de Rockefeller que pueden inspirar a emprendedores y empresarios.

No tengas miedo de renunciar a lo bueno para perseguir lo grandioso.

Puede que te sientas bien donde estés ahora, pero que algo en ti te este diciendo que buscas algo más. Muchos emprendedores te podrán confirmar que para conseguir el éxito tienes que salir de tu zona de comodidad. Puedes renunciar a lo bueno y no obtener lo que buscabas, pero si no te atreves a abandonar tu “confort zone”, no podrás llegar a lo más alto.

No creo que haya otra cualidad tan esencial para el éxito de cualquier tipo que la perseverancia. Supera a casi todo, incluso a la naturaleza.

Nada sale bien a la primera. Si te desanimas al primer fracaso, o al segundo, nunca llegarás a tu objetivo. Comparto totalmente esta afirmación. La perseverancia le gana a la inteligencia, al conocimiento, y a prácticamente todas las otras ventajas que puedas encontrar en emprendedores exitosos, en el sentido de que si ella no se puede llegar a ninguna parte que valga la pena.

Prefiero ganar un 1% del esfuerzo de 100 personas que el 100% de mi propio esfuerzo.

Podríamos incluso añadir a esta gran frase que el esfuerzo propio tiene un límite, mientras se pueden conseguir 101 personas, o 200, o mil. En muchas páginas se cita esta frase para justificar los sistemas de marketing en red que a veces son en realidad pirámides. Creo que no es el sentido del pensamiento del empresario. En mi opinión, la frase expresa la importancia del equipo de recursos humanos en una compañía. Es el esfuerzo de equipo el que hace la diferencia y permite llegar lejos.

El buen liderazgo consiste en enseñar a la gente normal a hacer el trabajo de personas superiores.

En otras palabras: una buena organización, basada en una clara definición de las tareas de cada uno y en procedimientos eficaces permite sacar lo mejor de cada uno. Con una organización deficiente, las personas con mucho talento pueden ser totalmente desaprovechadas, mientras que un buen sistema organizativo puede convertir a personas normales en altamente productivas.

Siempre intenté convertir cada desastre en una oportunidad.

Aprender del fracaso es fundamental. Nadie es capaz de lanzar un producto perfecto al mercado, y ninguna compañía llega nunca a la perfección. Siempre hay errores y desaciertos, pequeños o grandes. Además el mundo cambia. La diferencia viene de cómo se enfrentan estos fracasos. Si solo se asumen y se pasa a otra cosa, entonces se pierde la oportunidad de aprender a mejorar, y es probable que se vuelva a sufrir por lo mismo. Si a cambio se busca la enseñanza, se encuentran nuevos caminos hacia el éxito.

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s