¿Qué significa la palabra “Imposible” para un emprendedor?

Imposible es una de esas palabras que debiésemos sacar de nuestro vocabulario, o al menos cambiar por completo la definición que tenemos de ella en nuestra mente.

Soy fiel creyente de que cada quien puede cambiar su destino sí logra cambiar su forma de pensar, por ello quiero invitarte a que el día de hoy cambies el significado que tiene la palabra “imposible” para ti.

Supongo que a lo largo de tu vida has escuchado una y otra vez a tus padres, profesores, amigos y demás allegados, hablando de que “no se puede”, “es imposible”, “no funcionará” y muchas otras frases que ponen una barrera a nuestro espíritu emprendedor y a nuestra capacidad creativa.

La palabra imposible significa para la gran mayoría algo así como: “deja de intentarlo porque solo vas a perder el tiempo” o “no tiene sentido seguir haciéndolo porque no vas a lograrlo”… pero desde hoy, quiero que imposible tenga el siguiente significado para ti:


Este cartel corresponde a una de las campañas publicitarias de la empresa Adidas, pero sin duda es la mejor definición de “imposible” que he leído en mi vida.

Por mi parte, ya me he propuesto a enfrentar lo imposible como un reto, como una barrera que solo pueden cruzar los ganadores y como una oportunidad para vivir intensamente.

Hace algún tiempo lanzé un tweet que mencionaba la popular frase: “No hay cosas imposibles, solo personas incapaces”; una de las personas que leyó el tweet me respondió: “Intenta lamerte un ojo”… puede que lamerme un ojo no esté dentro de mis posibilidades, pero prefiero vivir en un mundo donde todo es posible y donde tengo la oportunidad de soñar, a vivir en un mundo realista donde las posibilidades son limitadas. Además, si el objetivo es poner una lengua en mi ojo, con ayuda de alguien podré lograrlo, porque cuando trabajas en equipo con personas emprendedoras, hasta lo “imposible” se hace posible.

El significado de la palabra imposible para los emprendedores

A continuación te dejo algunas frases celebres donde se refleja la forma en que las personas exitosas perciben lo imposible:

“Necesitamos un mundo con más locos que crean en lo imposible y menos cuerdos que crean solo en lo posible.” -Kenny Otoniel Vásquez
“Imposible, significa que no has encontrado la solución.” -Henry Ford
“Algunas de las más grandes hazañas del mundo fueron logradas por personas que no eran lo suficientemente inteligentes para saber que eran imposibles.” -Doug Larson
Bien, espero que hayas disfrutado leyendo este articulo y no olvides revisar qué significa la palabra NO para un emprendedor, es otro concepto que debemos cambiar en nuestro diccionario.

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

El Poder de la Acción: Una habilidad de todo líder


por Andrés Perlaza
En alguna ocasión un alumno le preguntó a su maestro:
“¿Cuál es la mejor forma de aprender un concepto nuevo?
Y el maestro le dijo: Es simple, debes llevar ese concepto lo más rápido posible a la acción.”
Este maestro se refería a que la forma más efectiva de que una información no sea olvidada es implementarla en nuestra vida, es ponerla en práctica, es tomar acción a partir del nuevo concepto.
Es muy recurrente que las personas por el temor a fracasar o cometer errores no implementen lo que teóricamente saben.
Es fundamental educarse, pero de nada le van a servir leer tantos artículos o invertir en varios cursos sobre liderazgo si usted no pasa a la acción. Empiece a hacer las cosas que un líder hace.
Lo mismo sucede en los negocios y emprendimientos. La gran mayoría de personas no pasa a la acción por el miedo de ver que las condiciones no están completamente a su favor. Otra vez, es el temor a fracasar lo que los detiene.
Los errores son los que nos hacen crecer. Si no cometemos errores, nunca vamos a crecer. Uno aprende cuando comete errores. Si usted quiere crecer tiene que equivocarse lo más rápido posible, tomando acción ahora.
De ahí nace el conocimiento verdadero.
Víctor Hugo Manzanilla nos compartió en el artículo “¿Cómo llegar a ser un Experto de Clase Mundial?” que son necesarias 10.000 horas de práctica para alcanzar un nivel de experticia de clase mundial en cualquier ámbito que usted escoja.
Obviamente uno tiene que educarse, pero también tiene que pasar de la teoría a la práctica. Recuerda que no son 10.000 horas de teoría sino 10.000 horas de práctica que lo convertirán a usted en un experto.
Concuerdo también con lo que menciona Víctor Hugo en el artículo arriba mencionado donde indica que es imprescindible definir su sueño; ya que solo así podrá afrontar con pasión y perseverancia esas 10.000 horas. Yo le llamo propósito de vida; es saber para qué usted está aquí en la tierra, para que usted nació.
En el momento en que usted define lo que quiere alcanzar en su vida también podrá determinar rápidamente si usted se aleja o acerca más a ese sueño con las actividades que realiza diariamente.
Cada noche cuando pienso en mi propósAiito me pregunto si me estoy acercando, así sea torpemente. La respuesta está cuando miro atrás y puedo ver que he tomado acción sin temor a equivocarme.
Hace tiempo leí un proverbio africano muy interesante:
“Cada mañana en África una gacela se despierta y sabe que deberá correr más rápido que el león, o éste la matará para comerla. Cada mañana en el mismo continente, un león se despierta y sabe que deberá correr más rápido que la gacela, o morirá de hambre.
Cada mañana cuando sale el sol, sin importar si eres un león o una gacela, mejor será que amanezcas corriendo”.
Toma acción ahora mismo.
Autor Andrés Perlaza
————————————–
Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog
Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com
Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Por qué fracasan el 50% de los proyectos de emprendedores?


Por A.Carlos González

La recuperación económica está en manos de los nuevos emprendedores. Este es uno de los mensajes. El otro mensaje es que cuando no existen suficientes puestos de trabajo, la única solución es emprender, claro que, las estadísticas de fracaso en los proyectos de nuevos emprendedores son escandalosas. El 50% de los nuevos negocios “caen” antes de 3 años. El boom de las empresas tecnológicas no tiene mejores estadísticas, pues 8 de cada 10 también fracasan.

Se suelen enumerar cientos de motivos que hacen que un negocio no consiga levantar cabeza, entre los que se encuentran: problemas de gestión de cobro y morosidad, falta de financiación, descenso del consumo y falta de adaptación a las cambiantes necesidades del mercado. No obstante, esas circunstancias son generales, por lo que habría que preguntarse el por qué en un mismo panorama, algunos negocios triunfan y tienen un éxito asombroso mientras otros pertenecen a esas nefastas estadísticas.

El primer y principal motivo por el que un negocio nuevo fracasa, sencillamente, es porque ya estaba predestinado al fracaso antes de abrir el negocio, pues es evidente que existieron factores como una falta de viabilidad del proyecto, un mal estudio del mercado, una mala estrategia, probablemente un nicho de negocio equivocado o una entrada en un mercado saturado donde nos correspondía un trozo de la tarta muy pequeño.

El factor necesidad también juega en nuestra contra, ya que si bien es cierto que tenemos la necesidad de emprender, también es cierto que esa necesidad nos hace cruzar un océano sin habernos preparado correctamente para cruzarlo.

Ante la falta de financiación, se suele recurrir a socios dentro del negocio, únicamente buscando el aporte de capital y no teniendo en cuenta otros requisitos a la hora de buscar un socio. Parte del problema de financiación que tienen los nuevos emprendedores suele venir precedido por la mala elaboración del plan de negocio, donde no se consigue demostrar una viabilidad del proyecto o se adentran en un mercado de dudosa rentabilidad.

La falta de preparación del emprendedor en desarrollo de estrategias y captación de nuevos mercados, también es un aspecto que nos puede llevar al fracaso.

Es importante disponer de una buena idea de negocio, aunque también es importante definir correctamente si disponemos de los siguientes requisitos o capacidades: Tener un buen producto, tener un mercado amplio y, tener la capacidad, medios y conocimientos de introducir el producto en el mercado.

Es necesaria la pasión e ilusión, aunque son dos factores que no sirven de nada cuando se ejecuta la estrategia equivocada, pues la pasión sin conocimiento es como la velocidad sin control (nos salimos de la carretera).

En resumen: Como siempre suelo aconsejar, cuando se piensa en crear un negocio, hay que ser lanzados, pero detenerse el tiempo suficiente hasta tener claro (y no sólo en un papel) cómo lo vamos a hacer. Definir correctamente e imparcialmente si será un negocio rentable, haciendo unos números realistas, ya que en ocasiones, por convencer a un posible inversor o banco, acabamos engañándonos nosotros mismos.

Emprender es una buena idea, es una gran opción, siempre y cuando tengamos claro el tipo de negocio y la estrategia que vamos a seguir.

Fuente: Negocios1000

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Guía rápida para aprender a emprender


Quiero compartirles una interesante guía que te mostrará de una manera practica y sencilla todo lo que conlleva el proceso del emprendimiento. La guía se titula “Aprender a emprender” y fue elaborada por Rafa Bordes, un emprendedor apasionado por el marketing y la publicidad.

El objetivo de Rafa es mostrar, tanto a emprendedores novatos como a los más expertos, una mirada clara sobre lo que significa emprender y los pasos que debe seguir todo aquel decidido a montar su propio negocio.

La guía inicia con algunas nociones generales y consejos básicos para luego entrar a detalles relacionados con la gestación de una idea de negocios, planeación, puesta en marcha de la empresa y expansión. En conclusión, es un documento de gran utilidad para toda persona que desee aprender a emprender.

DESCRIPCIÓN:

Aprender a emprender es un libro en donde podrás encontrar los pasos a seguir para tu primer emprendimiento o los pasos que hayas olvidado durante el mismo.

Dirigido a emprendedores noveles y expertos que desean tener una guía útil para el día a día.

En esta guía vas a encontrar al compañero perfecto para emprender una nueva aventura en tu vida.
CONTENIDO:

Prologo
Introducción
Consejos previos
La idea
De la idea al negocio
Socios si, socios no
Estudio de mercado
Véndete
Lánzate
Mejora constantemente
Promociónate
Errores comunes de los emprendedores

Enlace: Descargar Aprender a emprender – por Rafa Bordes
http://www.bubok.es/libros/222354/Aprender-a-emprender

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

15 Realidades del emprendimiento que debes conocer

El mundo del emprendimiento es fascinante y extremadamente apasionante. Cada día te levantas con la ilusión de hacer realidad tus sueños y tratar de cambiar el mundo con tus ideas.

En estos 4 años que llevo compartiendo junto a emprendedores y empresarios, he aprendido unas cuantas lecciones acerca del emprendimiento y sobre la creación de empresas, y el día de hoy quiero compartirte algunas de estas lecciones.

Espero que disfrutes leyendo este articulo tanto como yo disfrute escribiéndolo. No olvides dejar tus opiniones, comentarios y aportes sobre el tema, estoy seguro de que juntos podemos llegar a conclusiones muy interesantes.

Bien, aquí van estas 15 Realidades del emprendimiento que debes conocer para no rendirte en el camino hacia tus sueños.

1. Ningún negocio es bueno o malo en el papel


Hace poco tuve la oportunidad de conversar con algunos estudiantes de administración de empresas y la mayoría me hacían preguntas del tipo “¿Es buen negocio hacer esto…?”, “¿Es rentable comenzar un negocio dedicado a tal cosa…?”, etc. Supongo que si vamos de universidad en universidad encontraremos dudas similares puesto que en las aulas nos enseñan a tomar decisiones “con la cabeza” y siempre teniendo como fundamento un plan de negocios, una hoja de cálculo en excel o estadísticas que permitan determinar si empezar tal negocio es buena o mala idea.

El emprendimiento requiere de un toque de irracionalidad, porque precisamente al alejarnos de lo posible y aventurarnos hacía lo imposible es cuando surgen las ideas más fascinantes y maravillosas. Cuando se emprende, a veces es necesario tomar decisiones con el corazón, dejando de lado los números y haciendo caso a nuestra intuición.

Una hoja de excel o un plan de negocios nunca te dirá con certeza si tu idea de negocios es buena o mala, si realmente quieres saberlo debes tener el valor para lanzarla al mercado y que sean los clientes quienes te digan qué tal es tu negocio, qué debes cambiarle, cómo puedes mejorarlo, etc. Suena arriesgado, pero de esto se trata el emprendimiento, de correr riesgos que nadie más correría para lograr cosas que nadie más lograría.

Es bueno que analices con detalle tu idea y te tomes el tiempo necesario para planear estrategias y evaluar los aspectos clave de tu proyecto, pero recuerda que la realidad está afuera y no en tu business plan, tal como lo dice Javier Megias, experto en estrategias, startups y modelos de negocio.

2. Es más fácil fracasar que tener éxito


Las estadísticas sobre el fracaso empresarial son escalofriantes: “de cada 10 nuevas empresas, solo 1 o 2 superan los primeros 5 años de vida”…

Te digo esto no buscando desanimarte, todo lo contrario, debes ser consciente de que tal vez no tengas éxito la primera vez, ni tampoco la segunda, ni la tercera, por ello debes tener el carácter suficiente para intentarlo una y otra vez. Debes tener el valor y la fuerza de voluntad necesarias para levantar con más fuerza después de cada caída.

Si revisamos las historias de algunos de los más grandes empresarios de la historia veremos que todos se han enfrentado al fracaso una y otra vez, pero fueron su determinación y su pasión las armas con las que lograron reponerse para intentarlo una vez más hasta que finalmente sus negocios comenzaron a prosperar.

La clave no está en no caer, sino en tener el valor para levantarnos una y otra vez. Las probabilidades de fracasar son altas, pero es mejor fracasar intentando triunfar en algo que nos gusta, que dejar de triunfar por el temor al fracaso.

3. El 90% del éxito se basa simplemente en insistir (Woody Allen)


La mayoría de los negocios nunca llegan a prosperar sencillamente porque su gestor dejó de intentarlo demasiado pronto.

El emprendimiento se trata de insistir, persistir, resistir y nunca desistir. Muchas veces la diferencia entre fracasar y tener éxito, es simplemente intentarlo una vez más. La clave está en mantener el entusiasmo donde otros ya se han dado por vencidos.

Hay personas con muy buenos talentos que nunca logran nada en la vida por la falta de disciplina, constancia y perseverancia. Por el contrario, también hay personas que no son muy talentosas, pero se esfuerzan cada día por ser mejores, entrenan, perseveran y logran llegar tan lejos como se lo proponen.

4. Si realmente quieres emprender, encontrarás la manera


Encontrar excusas es muy fácil y siempre tendrás una muy buena para dejar de iniciar ese negocio con el que tanto sueñas… falta de dinero, falta de tiempo, falta de preparación, mal estado de la economía, etc, etc, etc. En fin, la lista de excusas a la hora de emprender es infinita, pero quién realmente está dispuesto a emprender va a encontrar la manera y los medios para superar cualquier obstáculo que se atraviese en su camino.

Muchas empresas han comenzado sin siquiera tener un producto completo y sin tener todos los recursos necesarios para empezar, pero la visión de sus gestores les permitió aventurarse para luego poco a poco ir convirtiendo su idea en la gran empresa con la que soñaban… ¿Acaso no recuerdas cuando Bill Gates hizo negocios con un software que ni siquiera tenía en sus manos?

5. Si quieres llegar rápido, emprende solo. Si quieres llegar lejos, emprende en equipo

Emprender solo tiene sus ventajas. No tienes que rendir cuentas a ningún socio, puedes hacer las cosas a tu manera, no necesitas discutir con nadie las decisiones que tomes, podrás trabajar a tu propio ritmo, te quedas con toda la utilidad generada por el negocio, etc… Pero si emprendes solo, nunca llegarás tan lejos como podrías llegar si trabajas junto a otros emprendedores que compartan tu pasión y tus objetivos.

Dicen que si puedes lograr tus objetivos solo, significa que tal vez tus objetivos son demasiado pequeños. Atrévete a soñar y a pensar en grande, y crea equipos de trabajo con personas que tengan habilidades y características que se complementen con las tuyas, verás que juntos pueden lograr hasta los objetivos más grandes por más difíciles que parezcan.

6. Todo buen negocio tiene competencia

Por más innovador y diferente que sea tu producto o servicio, siempre habrá competencia y es un error fatal creer que no existe absolutamente ninguna compañía o producto que apunte al mismo segmento del mercado al que tu le estas apuntando.

También es un error creer que las grandes compañías no hacen o pueden hacer algo similar a lo que hacemos, es mejor ser realistas desde el comienzo y analizar a cada uno de los protagonistas del mercado: proveedores, productos complementarios, productos suplementarios, competidores directos, competidores indirectos, etc.

Como dice Sun Tzu: “Si conoces a tu enemigo y te conoces a ti mismo, ni en 100 batallas correrás peligro”. Preocúpate por conocer la competencia y a cualquier elemento clave del entorno que puede tener un impacto sobre tu negocio.

7. Los negocios son como el amor

Tal vez te suene un poco cursi, pero siempre he pensado que los negocios y el amor tienen muchas cosas en común.

A lo largo de nuestra vida amorosa tenemos diferentes oportunidades con diversas parejas, pero uno siempre se debe casar con aquella persona que despierte todas nuestra pasiones y por la cual estemos dispuestos a dejar de lado muchas otras otras oportunidades. Asimismo, en los negocios tenemos infinidad de oportunidades de negocio para emprender, pero solo debemos “casarnos” con aquella idea o con aquel negocio que nos apasione y por la cual estemos dispuestos a sacrificar tiempo, dinero y esfuerzo. Nunca olvides que un negocio sin pasión no es más que un trabajo rutinario donde tu día a día no va a ser muy distinto al de un empleado que trabaja motivado por su salario.

Un error muy común es poner el dinero por delante en algo que queremos emprender. Si el dinero se convierte en un objetivo que te obsesiona desde el comienzo, posiblemente vas a pensar en renunciar a tu proyecto cuando enfrentes el primer obstáculo. Es necesario tener motivaciones más fuertes que el dinero.

8. Debes tener el carácter suficiente para enfrentar miedos, criticas y mensajes de desanimo


Cuando te decides a hacer algo fuera de lo común, es normal que las personas a tu alrededor te envíen mensajes de desanimo del tipo “no se puede…”, “es una mala idea…”, etc. Aquellas personas no lo hacen de mala intención, solo actúan conforme a los paradigmas y temores con que fueron formados.

Es vital que tengas una determinación y un carácter lo suficientemente fuerte como para creer en ti mismo y enfrentar cualquier critica o mensaje de desanimo provenientes de familiares, amigos y allegados.

El miedo es otro enemigo con el que debemos lidiar cuando queremos emprender, incluso muchos emprendedores se resignan porque sus temores llegan a ser más grandes y fuertes que sus sueños. Es importante que enfrentes tus miedos y te des cuenta de que un miedo es tan grande como tu mismo lo percibes. Es difícil enfrentar los miedos, pero es más difícil estar toda la vida con ellos.

9. Los productos y negocios “perfectos” NO EXISTEN!


Algunas personas se quedan toda la vida esperando a tener un producto o un negocio perfecto, pero la realidad es que ni siquiera las más grandes compañías cuentan con productos y modelos de negocio 100% perfectos. Muchas veces es mejor empezar con algo, aunque todavía no esté listo, y poco a poco ir mejorando según las necesidades del mercado.

Empresas como Google y Apple siempre mantienen sus productos en fase “beta” y lanzan versiones cada vez más sofisticadas según el feedback generado por los usuarios y consumidores, esta estrategia les permite ser compañías lideres en innovación y les permite ser cada vez mejores; mientras tanto, millones de personas con ideas fascinantes nunca se atreven a lanzarlas sencillamente porque creen que aún no están listas para ver la luz del día.

10. Iniciar un negocio no te hace emprendedor

Emprender es mucho más que montar un negocio. Los emprendedores saben que el emprendimiento es una aventura de constante aprendizaje y llena de retos donde cada día es una oportunidad de autosuperación. Los más grandes emprendedores nunca se conforman con haber iniciado un negocio, su visión los lleva a lograr objetivos cada vez mayores.

Una vez tienes tu empresa en el mercado, es hora de pensar en expandirse, en aportar al desarrollo económico, en llegar a más clientes, en ofrecer más oportunidades laborales y, por qué no, pensar en cambiar el mundo.

Si ya iniciaste tu negocio, no te conformes, piensa en cómo puedes hacerlo cada vez más grande y trabaja todos los días por dar un paso hacía adelante. No permitas que esa llama en tu interior se apague.

11. Todos somos emprendedores en potencia

Existen tantos tipos de emprendedores como tipos de personas hay en este mundo. Todos llevamos dentro un emprendedor, pero debemos despertarlo para que seamos capaces de luchar por nuestros sueños.

No todos los negocios encajan con las características de todas las personas, por ello es importante encontrar una oportunidad que se ajuste a nuestra forma de ser y de pensar… ¿Cómo descubrir la oportunidad perfecta para cada quien? En el libro “el arte de crear riqueza” podemos encontrar muy buenos consejos para saberlo.

12. El dinero no es el principal obstáculo a la hora de emprender

Estamos en pleno 2013 y el dinero dejó de ser un obstáculo a la hora de emprender, tal vez no estés de acuerdo conmigo, pero si en estos momentos sientes que no puedes empezar tu negocio por falta de capital significa que algo estas haciendo mal.

Aquí mismo en este blog les hemos compartido cientos de convocatorias, concursos y programas de apoyo cuyo objetivo es financiar proyectos empresariales interesantes, además, las plataformas de crowdfunding han creado una nueva tendencia donde cualquier persona puede financiar sus ideas y proyectos aprovechando el potencial de Internet, pero es tu labor captar el interés de la comunidad y darles razones para creer en ti.

Es cierto que el dinero es un elemento clave en el desarrollo de cualquier emprendimiento, pero no debe ser un limitante o una excusa para abandonar tus sueños.

13. Los grandes logros requieren de grandes esfuerzos


Si quieres lograr algo grande, debes estar dispuesto a luchar como nadie más lo haría.

Esfuerzo + Disciplina + Constancia + Paciencia = Éxito
Los perdedores suelen creer que el éxito está marcado por la suerte, pero los ganadores saben perfectamente que su propio destino está en sus manos y pueden llegar a donde lo deseen. No le eches la culpa a la falta de suerte cuando el problema es la falta de actitud.

14. El que mucho abarca, poco aprieta

Es normal perder el enfoque cuando se emprende por primera vez. Queremos hacer de todo al tiempo y finalmente no hacemos algo bien.

Es fundamental que te enfoques en una sola idea, pero que la hagas bien, mejor que nadie. Ya luego habrá tiempo para trabajar en otras ideas y otros proyectos, pero si buscas hacer todo al tiempo, solo conseguirás que tus energías, tiempo y dinero sean malgastados.

La falta de enfoque es una de las causas más comunes de fracaso empresarial. Descubre el potencial de tu negocio y enfócate en crear una ventaja competitiva en torno a él.

15. Las empresas son como el bambú Japones

El bambú Japones es un planta muy especial. Se siembran las semillas como las de cualquier otra planta y debes cuidarla como cualquier otra planta, pero durante siete años no verás florecer las semillas ¿Por qué? porque durante estos siete años, el bambú Japones está desarrollando unas fuertes raíces. En el séptimo año, la planta comenzará a crecer y en tan solo seis semanas alcanzará una altura de más de 30 metros, y si lo cortas, volverá a crecer una y otra vez.

Cuando decides emprender van a pasar años donde no verás los frutos de tu esfuerzo, pero es importante que en este tiempo hagas que tu empresa desarrolle unas raíces fuertes para que cuando empiece a crecer, tenga la suficiente fortaleza. Cuando una empresa tiene raíces fuertes, es mucho más solida y aunque enfrente problemas, seguirá creciendo.

Hay plantas que crecen mucho más rápido, pero si son cortadas jamas volverán a crecer.

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Emprendedor: 10 Claves para identificar nuevas oportunidades de negocio


por Javier Megias
Si hay un aspecto que define al emprendedor, ya sea el valiente que está montando una startup o el que lanza nuevas líneas de negocio en una empresa consolidada, es su capacidad de identificar nuevas oportunidades de negocio y sobre todo, de ir más allá y ponerse a trabajar para aprovecharlas… pero ¿cómo hacerlo? ¿qué opciones hay?

¿Cómo podemos detectar ideas para nuevos negocios?

Como a menudo los clientes con los que trabajo me preguntan cómo pueden identificar ideas u oportunidades de negocio sobre las que construir ese modelo innovador que todos perseguimos, he decidido recopilar las principales fuentes de identificación de nuevas oportunidades que existen según mi experiencia:

1.ENCONTRAR CLIENTES INFRASERVIDOS (O SUPRASERVIDOS)

La base de la creación y aprovechamiento de un nicho de clientes es identificar un grupo de clientes cuyas necesidades sólo se encuentran parcialmente resueltas, es decir, que aunque pueden cubrir la base de su problema no están contentos con cómo se atienden sus necesidades concretas (derivadas habitualmente de que son una “tribu” o nicho, como por ejemplo los clientes eco-conscientes, los fans de las mascotas…etc). De forma similar existen clientes que consideran que la actual oferta del mercado es “excesiva” para lo que ellos necesitan, y serían más felices con una oferta más barata pero con mejores precios (como sucede con las aerolineas low cost)

2.BUSCAR INEFICIENCIAS EN EL MERCADO

Es decir, buscar aspectos en los mercados que pueden ser mejorados y permitan que los clientes aprovechen mejor sus productos o servicios. Esto supone por ejemplo incrementar la información de la que dispone el cliente para que tome mejores decisiones, hacer que sea más fácil obtener un producto o servicio mejorando su acceso, optimizar los procesos para que la relación sea más rápida…etc. Dicho de otra forma, arreglar algo en el mercado que pensamos que no funciona suficientemente bien (por ejemplo, los comparadores de precios de hoteles existen para facilitar un proceso ineficiente a sus clientes, la búsqueda del mejor precio entre cientos de opciones)

3.NUEVOS SEGMENTOS DEMOGRÁFICOS O DE MERCADO

Periódicamente aparecen nuevos segmentos de clientes, ya sea porque hay cambios en demografía (incremento de población mayor, nuevas clases sociales…etc.) o simplemente porque un segmento que no era representativo se convierte en importante (clases sin acceso a determinados productos que han visto mejorar mucho su situación económica en los últimos años)… y el reconocer su existencia y analizar sus necesidades concretas suele ser un buen punto de partida para nuevos negocios.

4.BUSCAR FRUSTRACIONES NO RESUELTAS

Este es posiblemente uno de los elementos más poderosos para identificar negocios viables, y no hablo sólo de “necesidades” sino de aspectos en el día a día que hagan que un cliente se sienta frustrado (lo que diferencia una necesidad de una frustración es su nivel de intensidad, cuanto mayor es más probable es que el cliente esté dispuesto a pagar). Suele ser el origen de productos de tipo “aspirina”, y normalmente la mejor forma de identificar estas frustraciones es a través de la experiencia personal o la de alguien cercano que sufre dicha frustración.

5.NUEVAS TECNOLOGÍAS O PRODUCTOS

Uno de los elementos que más rápido transforma mercados es la aparición de una nueva tecnología… ya que si hacemos un buen análisis encontraremos decenas de oportunidades que pueden acompañar a la misma. Esto ha pasado con productos como el iPad (que ha llevado a nuevos usos educativos, de salud, de entretenimiento o profesional) o la tecnología GPS (que más allá de la navegación ha revolucionado por ejemplo el mundo del deporte).

6.NUEVAS LEGISLACIONES O POLÍTICAS

La aparición (o desaparición) de normativas, leyes o políticas suele ser el germen de gran cantidad de productos y servicios que o bien son “paliativos” y facilitan la adaptación a la ley o bien son productos vacuna que gracias a su contratación podemos evitar un dolor futuro. Requieren estar muy atento a la aparición de nuevas normativas y reaccionar muy rápido una vez éstas se lanzan. Los cientos de productos y servicios que han servido para adaptarse a las normativas de protección de datos de carácter personal o a los cambios de regulación en el campo de la energía fotovoltaica son buenos ejemplos.

7.CAMBIOS EN LAS ESTRUCTURAS DE COSTES

A veces, consecuencia de la producción a gran escala de un tipo de producto (como ha sucedido con los componentes de los teléfonos móviles) y el abaratamiento de los recursos necesarios o de la adopción de una nueva tecnología o aproximación tecnológica (por ejemplo el uso de aplicaciones “en la nube”), se producen situaciones que hacen viables productos o servicios que eran impensables hace tiempo o a los que sólo tenían acceso los segmentos más altos del mercado. Este tipo de oportunidades de nuevo negocio permiten transformar no-clientes en clientes.

8.POSIBILIDAD DE ELIMINAR BARRERAS TRADICIONALES

A menudo tenemos muchas ideas en la cabeza a las que no les dedicamos ni un segundo porque nuestra forma de entender el mundo o la forma en la que funcionan ahora las cosas las hacen inviables. Para poder evaluar de forma real y ver si esas barreras son un problema infranqueable o simplemente un desafío suele funcionar preguntarse cosas como “¿Si tuviera una varita mágica cómo resolvería este problema?” o “¿Qué reglas establecidas en el mercado o la industria son así ‘porque si’ y que nadie cuestiona?”.

9.VARIABLES COMPETITIVAS INCORRECTAS EN MERCADOS SATURADOS

A veces cuando estamos compitiendo en un mercado saturado (caracterizado por que al cliente sólo le preocupa el precio, no valora nuevas características y además la competencia cada vez es más intensa) la mejor idea es replantear si estamos “luchando” la batalla correcta. Por ejemplo, en el caso del mercado de la insulina hace años todos los laboratorios competían en el factor “% de pureza” cuando para el cliente el producto ya era suficientemente bueno, y por tanto sólo le preocupaba el precio. Entonces uno de los actores, Lilly, se planteó que lo importante ya no era la pureza sino la comodidad de aplicación, y para ello creó las plumas auto-inyectables que facilitaban enormemente el uso de la insulina.

10.COSAS QUE FUNCIONAN EN OTROS SITIOS

Por último, cuando alguien me dice que no tiene ideas de negocio siempre le recomiendo viajar… no sólo por el hecho de que abre la mente y te expone a nuevos entornos y personas, sino porque es habitual que descubras que algo que triunfa en otra ciudad/país/continente pueda funcionar en tu mercado, o lo contrario, algo que funciona en tu mercado pueda funcionar en otro país (como ha pasado con el auge de los churros en China)

Cada uno de estos puntos o estrategias te puede ayudar a identificar nuevas oportunidades sobre las que construir un modelo de negocio innovador… pero recuerda que lo que decidas es sólo una idea “candidata”, todavía tienes que validar las hipótesis en las que se basa tu idea, salir a la calle, hablar con clientes y ver si realmente es algo que vale la pena, porque:

No vendas lo que puedes construir. Construye lo que puedas vender

Fuente: Javiermegias

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

La Naturaleza del Emprendimiento

¿Qué es naturaleza?
Es el material o esencia de una persona, situación o cosa; la substancia o composición básica. Existen unos componentes que en conjunto definen la naturaleza del emprendimiento, y en consecuencias, características esenciales de los emprendedores.

El movimiento continúo

El ser humano por naturaleza no puede quedarse quieto, hace parte de un universo dinámico, no estático; todo lo que existe en el universo esta en movimiento continuo; la vida es un proceso de movimiento continuo. Un emprendedor es parte de esa dinámica universal.

La fuerza que mueve al emprendedor no solo está en su naturaleza básica y primaria, sino que el mismo es una fuente de energía que genera y encausa el movimiento. El corazón de una persona desde que esta nace, está en movimiento, y el día que deje de latir, así sea por unos minutos, la persona muere.

En la vida del emprendedor, el movimiento es una constante. Luego, el emprendedor, siempre está en movimiento, Solo que sus movimientos no son desorganizados, ni desorientados; compulsivos o fuera de control; son movimientos direccionados, encausados. Orientados hacia una causa o un propósito.

El emprendedor es alguien que se pone en movimiento hacia el logro de un sueño, de una meta, de un propósito, de algo que tiene sentido y le imprime significado a la vida. Es una persona que vence la inercia y dinamiza un proceso, una situación.

La vida está asociada con el movimiento, con lo dinámico; la falta de vida se relaciona con lo inerte, con lo inanimado, lo inactivo. Cuando algo no cambia, siegue igual, sin transformarse, esa situación, hace que se le pierda interés y la importancia.

Tal vez ese movimiento va a generar ondas expansivas, como cuando se lanza una piedra a un rio o un lago, y esta al entrar en el agua, genera unas ondas, que atrae la atención de otros sujetos. El movimiento del emprendedor mueve a otros que hacen parte de su radio de acción. El emprendedor no es estático ni pasivo, es dinámico y proactivo.

Lo que atrapa la atención y el interés de las personas es aquello que está en continuo cambio y movimiento, en constante transformación, aquello que no se detiene ni se queda estático, sino que evoluciona, que está en mejoramiento continuo.


Un emprendedor es alguien que está comprometido con el mejoramiento continuo; con las mejoras para su vida, su familia, su empresa, su entorno social, incluso con lo orbital, porque el emprendedor es alguien que trabaja y trasciende haciendo un aporte para un mundo mejor.

Luego, emprender tiene que ver con mover; el emprendimiento y el movimientos son equivalentes; y el movimiento está asociado con la vida; el emprendedor es un agente de vida. Como sucede con las aguas; las estancadas no producen vida sino muerte, parásitos, sustancias y elementos tóxicos.

No así las aguas vivas, como las de un manantial, en el cual fluye y se comunica vida, es algo que irradia belleza, salud, frescura; que atrae, y provoca estar allí. Así se la imagen de un paisaje, atrae, enamora, inspira, cautiva.

Por eso emprendimiento y estancamiento son opuestos; el emprendedor es alguien que no se está quieto, sino en constante movimiento, no se estaciona en la vida, sino que sigue avanzando; sabe que en emprendimiento como en creatividad no está dicha la última palabra, por eso el emprendedor es también creativo.

Solo que sus movimientos nos compulsivos, desordenados, o desorientados, sino encausados, dirigidos a un objetivo, que persiguen un propósito y abrazan un sueño, un sentido de misión y destino.

El fluir creativo

¿Qué es lo que fluye del interior del emprendedor? Es como un manantial, un torrente humano de ideas creativas, su vida se caracteriza por los chispazos creativos; es una persona que todo el tiempo se la pasa generando ideas interesantes y atractivas. Y esto lo lleva necesariamente a desarrollar una disciplina: canalizar y concretar sus ideas.

Ese caudal desbordante de ideas creativas, debe ser canalizado y ser conducido a una concreción práctica, para que estas ideas sean viables y realizables, y no se queden en el aire o no pasen solo a ser un momento chispeante, lleno de emoción y entusiasmo.

Y aunque todas las ideas son bienvenidas, no todas son realizables, al menos de manera inmediata, de allí la importancia de contar con un banco de ideas o semilleros de iniciativas de emprendimiento, y de esa manera, se estén alimentando y madurando.

El emprendedor debe aprender a canalizar sus ideas, y a integrar o articular una idea con otra; para que no queden sueltas, sino que se vayan alimentando una con otra y logren una fantástica pero aterrizada idea, en un ambicioso pero factible proyecto; en un gran producción creativa y logro intelectual.

Los emprendedores son generosos con su capacidad creativa y su tendencia a la generación de ideas; por regla general, cuando alguien le comparte un proyecto o emprendimiento, él se vuelve con un torrente de ideas, que surgen de un corazón apasionado por el emprender.

En emprendedor percibe las ideas en tres dimensiones; él o ella, tienen esa capacidad de visualizar aspectos de las empresas que no son comunes a la vista o perspectiva de los demás; tiene esa virtud de verlo el proceso como un todo, con un enfoque sistémico y en las etapas que se deben adelantar.

Las ideas del emprendedor no son disparatadas, aunque él se ha ejercitado en “disparar” ideas; no son descabelladas, aunque pueden romper con lo común y convencional; lo importante, es que el las deja salir, surgir, aflorar, darse a conocer; no las reprime sino que las libera sin temores ni prejuicios.

Es posible, que en un comienzo la apariencia de la idea se incipiente, precaria, básica, lo importante es que surgió, afloro, despertó, salió de su capullo, ya luego se le va dando forma. Florecimiento a la idea, hasta que se vuelva fructífera y fructificante.

La mayoría de los proyectos de emprendimiento surgen como un chispazo creativo, como una idea espontánea y sorpresiva, pero también son los hallazgos a prolongados procesos de búsquedas de soluciones a situación de la vida; mentes ejercitadas para generar productos innovadores y creativos.

Vemos entonces, que los emprendedores son personas creativas, generadoras de ideas, que vale la pena conocerlas, porque esa idea puede encerrar un ambicioso proyecto que se derive en una novedosa y atractiva idea de negocios, empresa o proyecto de emprendimiento.

Todo el mundo habla de problemas, de crisis; pero el emprendedor no se detiene en la problemática, sino que él va a la solucionatica. Mientras unos enfatizan “no se puede”; el emprendedor afirma, “si se puede”. Una persona emprendedora que siempre tiene una propuesta, una idea, una opción, una alternativa de solución; le mira la otra cara a la moneda.

El Creador nos doto con millones de neuronas cerebrales, para que las usemos en procesos creativos y constructivos. Al ejercer y desarrollar la capacidad creativa, creadora, nos hacemos semejantes al Creador. Hay dos fuerzas o facultades poderosas que tenemos las personas que le han permitido a la humanidad salir adelante, la fe, que es la capacidad de creer y la imaginación, que es la capacidad de crear, cuando unimos estos dos poderes, tenemos una mente creativa, capaz de pensar y realizar imposibilidades. No hay límites para la imaginación.

Una persona ira hasta donde su imaginación le lleve. Así, como hay personas que usan la imaginación y la creatividad para el mal, otros la usan para el bien. Ahora mismo, hay miles de científicos, pensadores, líderes, inversionistas, en el mundo, estudiando soluciones para resolver los problemas que aquejan a la humanidad.

El fuego de la pasión


Hay una característica infaltable en la vida y persona de todo emprendedor, la pasión, esa fuerza por conquistar sus sueños. Cuando son miles de gentes en la sociedad que evaden los compromisos, que se frenan ante las dificultades, cuando son miles que se rinden a los problemas creyéndose incapaces de resolverlos, el emprendedor, está enfocado en construir puentes que superen abismos.

El emprendedor mantiene un fuego encendido en su interior, la pasión. Es una fuerza, un empuje que nace en sus entrañas, que lo despierta cada día, muy temprano; mientras otros duermen, él está sonado. Ese fuego permanece encendido, no se apaga.

Y ese fuego, es la fuerza que lo impele. Que lo impulsa a conquistar sus anhelos e ideales. Y esa pasión no le permite dar marcha atrás. Escribiendo el libro, aprendiendo a volar como las águilas, aprendimos algo que resulta tan elemental y sencillo, que cualquier observador casual lo notaria, las águilas y por supuesto, las aves, no vuelan hacia atrás, están diseñadas para volar y elevarse hacia arriba y hacia adelante, pero no dar reversa. Y esto está impreso en la naturaleza del emprendedor, la pasión no lo deja retroceder ni rendirse.

Por supuesto, que la pasión va acompañada de otras virtudes como es el coraje, el arrojo, la valentía, la gallardía, el valor, la osadía, la tenacidad. Porque muchos, intentaran apagar ese fuego. Pero el emprendedor sabe que ese fuego de la pasión lo llevara a la cima del éxito.

Un emprendedor está hecho del material de los que siempre llegan a las cimas del mundo; aquellos que arman de valor, coraje, arrojo, audacia, talante, de aquellos que no se amilanan por las dificultades, sino que direccionan y encausan sus acciones a propósitos que para muchos podrían parecer inalcanzables.

Se ha probado en diferentes faenas y gestas; ha aprendido a saltar a la arena donde solo se atreven aquellos que se tienen confianza, que han forjado un carácter en medio de las luchas diarias, aquellos que no se improvisan, que si caen saben cómo levantarse, pero que de ninguna manera se dan por vencidos. Se tiene la seguridad que lo va a lograr.

Y esto es posible, porque al emprendedor lo mueve una fuerza poderosa, la pasión. La sociedad actual está integrada por gentes que les gusta lo fácil, lo cómodo, que buscan la ley del menor esfuerzo, que se ahorran molestias alejándose de las causas que demandan disciplina y constancia.

A la hora de lanzarse a la conquista de sus sueños, el emprendedor sabe que no se fácil, ni rápido, sino que la tarea demanda esfuerzo, sacrificio, tesón. A diferencia de los facilistas, los emprendedores llevados por la pasión, saben que para disfrutar del privilegio, hay que pagar un elevado precio.

Ningún esfuerzo es demasiado grande, y ningún esfuerzo es demasiado pequeño en la vida de un emprendedor, él sabe que toda inversión, vale la pena tenerla, y que al final, la satisfacción de la tarea cumplida, y la recompensa por el trabajo emprendido será tan elocuente y trascendente.

Y esa pasión es contagiosa, cautivante y logra que otras personas se unan al emprendedor y vayan con él al alcance de ese sueño. Llega un momento, en que el emprendedor ha logrado personificar de tal manera el sueño, que se relaciona a él con el sueño y al sueño con el emprendedor, como si fueran una sola pieza.

Es inevitable ver, observar o estar con el emprendedor y no envolverse en el sueño que persigue, en la causa que defiende, en la bandera que enarbola, los valores que promueve, la misión que lidera, las luchas que encabeza.

La pasión lo lleva a ponerse al frente, a liderar un proceso, un equipo de apasionados como él; la pasión lo lleva defender el sueño de quienes no creen en él, de sus contradictores, de los enemigos del sueño o de la visión que lidera el emprendedor.

La pasión es muy importante, pero hay que encenderla. Y allí surge la pregunta, ¿Qué es lo enciende la pasión? ¿Cuál es ese fuego que enciende ese poderoso combustible? ¿Qué es lo que despierta el anhelo ardiente y el deseo ferviente?

Y esta necesidad de encender la pasión es más patente en aquellos que por mucho tiempo han estado apáticos, inermes, indiferentes, y no han experimentado esa fuerza interior, ese empuje interno, de un momento sea encendido por un poderoso fuego; ¿Cuál es el fuego que enciende la pasión?

Y ese fuego, es la fuerza que lo impele. Que lo impulsa a conquistar sus anhelos e ideales. Y esa pasión no le permite dar marcha atrás. Escribiendo el libro, aprendiendo a volar como las águilas, aprendimos algo que resulta tan elemental y sencillo, que cualquier observador casual lo notaria, las águilas y por supuesto, las aves, no vuelan hacia atrás, están diseñadas para volar y elevarse hacia arriba y hacia adelante, pero no dar reversa. Y esto está impreso en la naturaleza del emprendedor, la pasión no lo deja retroceder ni rendirse.

Por supuesto, que la pasión va acompañada de otras virtudes como es el coraje, el arrojo, la valentía, la gallardía, el valor, la osadía, la tenacidad. Porque muchos, intentaran apagar ese fuego. Pero el emprendedor sabe que ese fuego de la pasión lo llevara a la cima del éxito.

Y ese fuego está relacionado con el sueño; el sueño es el que enciende la pasión; un emprendedor sabe que él tiene una visión, un sentido misional de vida, conquistar ese sueño, una meta superior que le ha sido asignada a él y que le da propósito, significado y razón de ser a su vida y le corresponde cumplirlo, es su responsabilidad existencial.

El emprendedor sabe, que si lo sueños no se hicieran realidad, el Creador no le hubiera dado a las personas la capacidad de soñar. Los grandes soñadores, casi nunca alcanzan solo las metas, sino que las sobrepasan; el mundo es de los soñadores. Soñar no cuesta nada, pero dejar de soñar, lo cuesta todo.

El mundo es de los emprendedores apasionados que persiguen un sueño. ¿Por qué muchos no viven con pasión? Porque ni siquiera tienen un sueño, y si algún día lo concibieron, lo han abandonado, lo han dejado en el olvido, rezagado al baúl del recuerdo, confinado al olvido, destinado a perecer.

Pero un sueño que se mantiene vivo, que se alimenta cada día, que el emprendedor anhelo verlo hecho una realidad, esto hace que la pasión no se pierda sino que fortalezca cada día. Luego, para ser un emprendedor, en el entendido que esto demanda pasión, hay que tener presente que el fuego que la enciende es el sueño. Cuando el sueño baja al corazón, se enciende la pasión.

De allí, la importancia de empezar por revisar e identificar, cuales son nuestros sueños, aquellos que nos impulsan, que nos mueven; que nos llevan a luchar para lograr conquista la cima del éxito y la realización plena, aquella cima que solo es conquistada por emprendedores luchadores y apasionados.

Porque los sonadores escriben las páginas de la historia, el mundo es de lo sonadores. Pero no basta con tener un sueño, hay que hacerlo una realidad, hay que construirlo.

El espíritu pionero

Significa que él se arriesga, se aventura a incursionar por terrenos no explorados, se atreve a hacer aquello que otros no quieren, no les gusta, o les da miedo hacer. El término emprendedor, viene del francés, entrepreneur, que significa, pionero. El que se atreve, el que inicia, el que arranca, el que comienza algo. El que asume el reto de construir camino en el desierto.

El talento de excelencia


El emprendedor es una persona talentosa; muchos se preguntan, si el emprendedor es un ser privilegiado por poseer una serie de talentos y habilidades especiales. En realidad, el emprendedor es alguien común y corriente; solo que existe una diferencia entre el emprendedor y aquella persona que no se decide a emprender.

En lugar de estar pensando si los emprendedores son seres privilegiados que gozan de dones y talentos especiales y por eso brillan con luz propia; y esa la razón de su éxito, distinción o destacamento; lo que debemos preguntarnos, ¿es donde reside la raíz de su éxito?

No se trata que a estas personas, el Creador o la vida les haya proporcionado capacidades especiales y a otros no; lo que sucede, es que el emprendedor, por regla general, se enfoca en una tarea, llevar su talento natural a la excelencia. Y esto es lo que permite que se distinga, destaque, sobresalga en su labor.

Detrás de una medalla de oro que luce orgullosamente un atleta recién coronado, hay cientos de horas de entrenamiento, disciplina.

El no es un único poseedor de ese talento o habilidad, son miles de personas que pueden gozar de esa misma capacidad o de otras similares; la diferencia, es que el emprendedor se ha propuesto ejercitarla, desarrollarla, mientras que los otros no lo han hecho. No es lo mismo, hallar un diamante en bruto, a un diamante tallado.

Por eso el emprendedor marca la diferencia, y escribe, sino una página, al menos un reglón de la historia, y esto le lleva a alcanzar sus metas y objetivos. No se conforma ni resigna, solo a tener un talento, don natural, habilidad o destreza, sino que lo desarrolla, forja y lo convierte en un talento excelente.

Y esta labor demanda, esfuerzo, disciplina, dedicación, perseverancia, mejoras continuas, estar aprendiendo siempre, aceptar las críticas de los demás; de tener estándares elevados a los cuales alcanzar; y lograr ese objetivo que tiene en mente, llevar su talento a la excelencia.

Decíamos, que muchos piensan, que el emprendedor, es un ser privilegiado, que vino a este mundo dotado de capacidades especiales que lo destinan a ser un triunfador, sin embargo, cualquier persona, que se enfoque en desarrollar su talento persona, puede descollar, marcar la diferencia y cruzar la meta hacia una dimensión donde las personas brillan con luz propia.

Si usted tiene un talento, no se conforme con ello; desarróllelo, explótelo, cultívelo; logre que sea, sino un producto, porque siempre estamos mejorando, al menos un producto elaborado, trabajado, tallado; que se perciba que no se ha quedado en un nivel básico, incipiente, precario; sino que se ha llevado o cursa un proceso hacia la excelencia.

La vocación de servicio

Un emprendedor no es de aquellos que solo piensan en sí mismos, porque quien hace esto, por definición, es un egoísta. Y nadie quiere estar al lado de un egoísta, porque tampoco el egoísta lo va a permitir. El egoísta vive centrado en sí mismo; su Yo es el eje principal sobre el cual gira su vida. El egoísta no comparte si gloria con nadie, aunque es una gloria efímera, pasajera, fugaz. El emprendedor tiene sensibilidad social; no se enfoca en el sino en otros, en cómo ayudar, en como servir. Y ese sentimiento social, esa pasión, despierta en quienes lo rodean, el “factor arrastre”. Quienes le rodean, se refieren acerca del emprendedor, como una persona de bien; se disponen a ayudarle a ayudar; pero nadie quiere patrocinar propósitos egoístas, ególatras.

Visión trascendente

Tiene una agudeza visual sobresaliente; no es de aquello que se la pasan mirando atrás, al pasado. Esa es la razón por la cual muchos no avanzan en la vida, por la cual no continúan, porque miran atrás. El emprendedor no mira al pasado, se enfoca en el presente, pero su visión está centrada en el futuro. Él tiene un sueño, una imagen deseable del futuro. Tiene esa capacidad de ver, lo que otros no ven; el ve oportunidades donde otros ven dificultades. Descubre la vocación de un lugar; ven la obra de Dios expresado en un sitio.

Liderazgo natural

Es un líder, por una sencilla razón, todo aquel que quiera ser parte de la solución y no del problema, marca la diferencia. Quien su lenguaje no sea de juicio, critica, condena; sino de solución, oferta, propuesta. El que decide no andar derrotado, rendido, sino que quiere salir adelante, marca la diferencia; el que brilla con luz propia, en lugar de andar eclipsado, apagado; el que no anda buscando arrimarse al árbol que más sombra da, porque siempre será un arrimado, sino que quiere ser árbol que sobre brinda; ese marca la diferencia.

El lenguaje habla de lo que hay en el corazón; las palabras revelan su interior. Se puede conocer la condición de un hombre por lo que sale de sus labios; por sus palabras y pensamientos, uno sabe si en el corazón de un hombre hay un campeón o un derrotado. Por lo que dice, uno sabe si esa persona es alguien superficial o tiene un carácter forjado; si son palabras que hablan de vanidades y banalidades; o si son palabras que hablan de convicciones profundas. Uno puede saber cuándo alguien habla con verdad o con engaño. A veces las palabras no son suficientes para ocultar actitudes.

Florecen y fructifican

Los emprendedores florecen donde quiera que vaya, así sea en un desierto o en una fértil llanura. Donde vaya, si es a una montaña rocosa, allá como una flor que emerge de la roca, allí florece; si le envía a un valle, allá florece; porque en su naturaleza está el dar fruto. Él no depende del entorno; la capacidad de florecer y dar fruto va con él. Por eso no hace caso a lo que gente dice; el marca la diferencia. Una lámpara da luz donde quiera que este; si la enciende en un sótano, allí da luz; si la enciende en el embovedado, allí brinda luz; si la enciende en el interior de un closet o armario, allí da luz; si está en el garaje, allá le da luz. En cualquier lugar oscuro, allá da luz, porque esa es su naturaleza, esa es su función. La luz esta en ella.

Son resistentes y adaptativos

Tienen una gran capacidad y resistencia a las duras pruebas, a los desafíos y reveses de la vida; es una coraza física, emocional y espiritual con la cual han sido dotados, para su propia supervivencia. Como aquellos animalitos, que parecen débiles, pero que han sido revestidos para soportar las inclemencias del clima; los ataques de otras especies. Los emprendedores son resistentes, y se adaptan rápidamente. Resisten a las pruebas, incluso cuando esta son generadas por cambios, pero no ponen resistencia a que los cambios se den.

Esto es apenas la introducción a la vida de los emprendedores, sus aventuras. Cada vez, que vamos a la radio, a conducir nuestro programa radial, la Red de Amigos, labor que venimos haciendo por más de una década, para entrevistar a emprendedores, es habitual, que al terminar el programa, estemos pletóricos; por la carga de motivación que recibimos de cada invitado. Estamos convencidos, que hacer empresa es posible; no es fácil, pero es un reto transformador para cualquier ser humano. Lo observamos en la mirada de los emprendedores, es brillo especial en sus ojos; la sonrisa en sus labios, la alegría y convicción con que hablan y se expresan; la admiración por sus logros y triunfos; no los vemos triunfalistas, ni soberbios, sino por el contrario, humildes, y con deseos de seguir aprendiendo; forjados en la arena de los que caen muchas veces pero que tienen el tesón de volverse a levantar; se les ve comprometidos con la vida, con ganas de vivir, se perciben prósperos, tal vez no sean millonarios, aunque muchos viven bien, pero ante todo se les ve felices, realizados, contagiando a otros de ese espíritu emprendedor, y convencidos de lo que han hecho.

La constante del cambio

Una de las realidades que enfrentamos las personas hoy en día, es el cambio, se dice que lo único constante es el cambio, porque todo avanza a pasos vertiginosos, y esto es algo que no podemos evitar.El cambio hace parte del movimiento, y el movimiento hacer parte de la vida misma, por ejemplo, así no nos parezca, o no lo sintamos, la tierra gira sobre su eje, el sistema solar gira sobre su órbita y a su vez la galaxia; el universo nos da esta lección, que todo lo creado está en permanente movimiento.

Y mientras estemos y queramos seguir vivos, el movimiento se parte fundamental de nuestra vida, ¿Quiénes son los únicos que tienen derecho a permanecer inertes e impávidos? Exactamente, los que están muertos. Y la vida nos depara constantes cambios, el problema no es el cambio en sí mismo, sino, como reaccionamos a los cambios, y el tiempo que nos toma adaptarnos a los cambios y a las etapas de la vida.

Si una persona se resiste a los cambios, estará demorando o retrasando el curso natural y el proceso que debe adelantar en las etapas de la vida; de todas maneras es algo que no se puede evitar, y lo mejor que se puede hacer es colaborar con lo inevitable. Y esto se ve y se vive con frecuencia en el mundo empresarial, ya que las empresas hacen partes de macro y micro sistemas que están expuestos a cambios, ya que tienen su propia dinámica.

Hay fuerzas externas e internas que provocan estos cambios, bien sabemos que el universo como tal, es un solo sistema, y lo que sucede en un extremo del mundo, nos afecta de manera directa o indirecta. De allí que una de las cualidades más importantes que deben desarrollar hoy en día las persona, es la adaptabilidad, con mayor razón, si estas personas cumplen funciones o roles sociales como líderes, educadores o empresarios.

Hay otra gran realidad y es que las personas, así lleguen a ser conscientes que hay cambios y que todo está cambiando, las personas no se preparan para los cambios y esto hace que la situación se torne más crítica, incluso, traumática. Pero de nada sirve, ignorar lo inevitable, porque de todas maneras vendrá y lo mejor es que nos tome preparados; más aún, si fuimos diseñados con la capacidad de anticiparnos al futuro. Revisemos brevemente algunas de las claves en relación al cambio:

El cambio no afecta cuando se tiene visión. Siempre que una persona sepa y tenga claro que es lo que quiere, que es lo que busca, cuál es su visión, los cambios no tienen por qué afectarle. Muchas veces vamos a tener que cambiar de camino y de vehículo, lo importante es no perder de vista hacia dónde vamos; mantener la mirada puesta en el objetivo, lo demás pasa a un plano circunstancial.
Hay unos lugares bellísimos que quedan al sur del continente, llegando a la Patagonia,, para usted llegar hasta esos lugares, debe tomar prácticamente todos los medios de transporte existentes, avión, barco, auto, moto, caballo y hasta ir a pie. Va a tener que subirse y bajarse muchas veces de su medio de transporte, lo importante es que usted sepa hacia donde se dirige; los medios son herramientas temporales que deben adaptarse según las circunstancias. Y usted también debe estar dispuesto a lo mismo.

Comprender el tiempo y las circunstancias. Hay diferentes momentos en la de un emprendedor; pero si en algo debe ejercitarse, es aprender a discernir o identificar los tiempos para cada desafío de la vida. Si con algo no debemos luchar es con el tiempo, el cual es implacable, el tiempo ya sea el reloj biológico, es el que mejor nos señala, que el cambio se está produciendo y como debemos actuar al respecto.
Debemos estar preparados para los cambios. Un emprendedor se prepara a lo largo de su vida para llegar a su objetivo, y sabe que el desafío tiene por delante en cada etapa de su vida. Y esto es algo que también debemos entender, que no se requiere de toda una vida para lograr un objetivo, sino que entre más seamos eficientes, más rápido lo vamos a conseguir. El cambio es una constante, lo importante es conservar su visión, comprender los tiempos y la forma como éstos se presentan, lo que algunos llaman, “las señales de los tiempos”; sepa leerlas y comprenderlas, y esté preparado, para que, una vez que el cambio se de, éste no lo tome por sorpresa.

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com