Que es un presupuesto?


por Maria Gonzalez

Un presupuesto es un plan integrador y coordinador que expresa en términos financieros con respecto a las operaciones y recursos que forman parte de una empresa para un periodo determinado, con el fin de lograr los objetivos fijados por la alta gerencia.

Los principales elementos del presupuesto son:

Es un plan, esto significa que el presupuesto expresa lo que la administración tratará de realizar.

Integrador. Indica que toma en cuenta todas las áreas y actividades de la empresa. Dirigido a cada una de las áreas de forma que contribuya al logro del objetivo global.

Es indiscutible que el plan o presupuesto de un departamento de la empresa no es funcional si no se identifica con el objetivo total de la organización, a este proceso se le conoce como presupuesto maestro, formado por las diferentes áreas que lo integran.

Coordinador. Significa que los planes para varios de los departamentos de la empresa deben ser preparados conjuntamente y en armonía.

En términos monetarios: significa que debe ser expresado en unidades monetarias.

Operaciones: uno de los objetivos primordiales del presupuesto es el de la determinación de los ingresos que se pretenden obtener, así como los gastos que se van a producir. Esta información debe elaborarse en la forma más detallada posible.

Recursos: No es suficiente con conocer los ingresos y gastos del futuro, la empresa debe planear los recursos necesarios para realizar sus planes de operación, lo cual se logra, con la planeación financiera que incluya:

Presupuesto de Efectivo.
Presupuesto de adiciones de activos.
Dentro de un periodo futuro determinado.
El Presupuesto Maestro.
Está integrado básicamente por dos áreas que son:
El presupuesto de operación.
El presupuesto financiero.

Diagrama de la secuencia del presupuesto Maestro.

El Presupuesto de Operación.

El presupuesto de ventas.

La organización deberá determinar el comportamiento de su demanda, es decir, conocer qué se espera que haga el mercado, al concluir con esto, podrá elaborar un presupuesto propio de producción.

Normalmente se realiza este procedimiento en la mayoría de las empresas, ya que cuentan con una capacidad ociosa, es decir que la demanda es menor que la capacidad instalada para producir.

Existen casos en que las empresas elaboran el presupuesto de producción como primer paso.

También están las empresas del sector público que presupuestan primeramente sus gastos o necesidades y con base en ello determinan los ingresos que habrán de recaudar por vía impositiva (impuestos, derechos, etc).

Para desarrollar el presupuesto de ventas es recomendable la siguiente secuencia:

1. Determinar claramente el objetivo que desea lograr la empresa con respecto al nivel de ventas en un periodo determinado, así como las estrategias que se desarrollarán para lograrlo.

2. Realizar un estudio del futuro de la demanda, apoyado en ciertos métodos que garanticen la objetividad de los datos, como análisis de regresión y correlación, análisis de la industria, análisis de la economía, etc.

3. Basándose en los datos deseados para el futuro que generó el pronóstico y en el juicio profesional de los ejecutivos de ventas, elaborar el presupuesto de éstas tratando de dividirlo por zonas, divisiones, líneas, etcétera, de tal forma que se facilite su ejecución.

Una vez aceptado el presupuesto de ventas, debe comunicarse a todas las áreas de la organización para que se planifique el presupuesto de insumos.
Presupuesto de producción.

Una vez que ya se determinó el presupuesto de ventas, se debe elaborar el plan de producción.

Éste es importante ya que de él depende todo el plan de requerimientos con respecto a los diferentes insumos o recursos que se utilizarán en el proceso productivo.

Para determinar la cantidad que se debe producir de cada una de las líneas que se vende la organización, hay que considerar las siguientes variables:
Ventas presupuestadas de cada línea.

Inventarios finales deseados para cada tipo de línea.
Inventarios iniciales con que se cuente para cada línea.

Presupuesto de Producción por línea

Ventas presupuestadas + Inventario final deseado de Arts. Terminados -Inventario inicial de Arts. Terminados. = Presupuesto de producción por línea

La fórmula anterior supone que los inventarios en proceso tienen cambios poco significativos.

De no ser así, se deberían considerar dentro del análisis para determinar la producción de cada línea.

Hasta ahora se ha planteado la necesidad de conocer los niveles de inventarios al principio y al final del periodo productivo, sin embargo, dentro de dicho periodo hay que determinar cuál es la política deseada por cada empresa con respecto a la producción.

Las políticas más comunes son:

Producción estable e inventario variable.
Producción variable e inventario estable.
Combinación de las dos anteriores.
Presupuesto de necesidades de materia prima y de compras.
Una vez concluido el presupuesto de producción, se puede diagnosticar las necesidades de los diferentes insumos.

Bajo condiciones normales, cuando no se espera escasez de materia prima, la cantidad debe estar en función del estándar que se haya determinado para cada tipo de ellas por producto, así como la cantidad presupuestada para producir en cada línea, indicando a la vez el tiempo en que se requerirá.

Materia prima”A” requerida=

Producción presupuestada de una línea * estándar materia prima “A”

El presupuesto de requerimientos de materia prima se debe expresar en unidades monetarias una vez que el departamento de compras defina el precio al que se va a adquirir, lo cual constituye el costo del material presupuestado.

En este presupuesto se incluye únicamente el material directo, ya que los materiales indirectos (lubricantes, accesorios, etc) se incorporan en el presupuesto de gastos indirectos de fabricación.

Presupuesto de mano de obra directa.

Este presupuesto trata de diagnosticar claramente las necesidades de recursos humanos y cómo actuar, de acuerdo con dicho diagnóstico para satisfacer los requerimientos de la producción planeada.

Debe permitir la determinación del estándar en horas de mano de obra para cada tipo de línea que produce la empresa, así como la calidad de mano de obra que se requiere, con lo cual se puede detectar si se necesitan más recursos humanos o sí los actuales son suficientes.

Una vez calculado el número de obreros requeridos, se debe determinar qué costará esa cantidad de recursos humanos, o sea, traducir el presupuesto de mano de obra directa, expresada en horas estándar o en número de personas y calidad, a unidades monetarias, es decir, calcular el presupuesto del costo de mano de obra.
Presupuesto de gastos indirectos de fabricación.

El presupuesto debe elaborarse con anticipación de todos los centros de responsabilidad del área productiva que efectúan cualquier gasto productivo indirecto.

Es importante que, al elaborar dicho presupuesto, se detecta perfectamente el comportamiento de cada una de las partidas de gastos indirectos, de manera que los gastos de fabricación variables se presupuesten en función del volumen de producción previamente determinado y los gastos de fabricación fijos se planeen dentro de un tramo determinado de capacidad independiente al volumen de producción presupuestado.

Cuando se ha elaborado el presupuesto de gastos de fabricación, debe calcularse la tasa de aplicación tanto en su parte variable como en su parte fija y elegir una base que sea adecuada para la estructura del presupuesto de gastos de fabricación indirectos.

Se puede sintetizar lo anterior por medio de la fórmula:

Y= a + bx
Donde:
a = los gastos de fabricación fijos.
b = gastos variables por unidad a producir.
x = volumen de actividad.

En el contexto del desarrollo del plan maestro es muy importante utilizar el denominado presupuesto flexible, que consiste en presupuestar según diferentes niveles de actividad tanto los ingresos como los gastos, de acuerdo con el comportamiento que manifiesten ambos en función de una actividad determinada.

Presupuesto de gastos de operación

Este presupuesto tiene por objeto planear los gastos en que incurrirán las funciones de distribución y administración de la empresa para llevar a cabo las actividades propias de su naturaleza.

Al igual que los gastos indirectos de producción, los gastos de operación deben ser separados en todas las partidas de gastos variables y fijos para aplicar el presupuesto flexible a estas áreas, utilizando costeo con base en actividades.

El volumen según el cual cambiarán las partidas variables no será el de producción sino el adecuado a su función generadora de costos.

Estado de resultados presupuestado.
El presupuesto maestro está constituido por dos presupuestos el de operación y el financiero.

El primero de ellos se refiere propiamente a las actividades de producir, vender y administrar la organización, que son las actividades típicas a través de las cuáles una empresa realiza su misión de ofrecer productos o servicios a la sociedad.

Dichas actividades dan origen a los presupuestos de ventas, de producción, de compras, de requerimientos de materia prima, de mano de obra, de gastos indirectos y los gastos de operación, costos de ventas.

Estos a su vez requieren ser resumidos en un reporte que permita a la administración, conocer hacia dónde se dirigirán los esfuerzos en torno a la operación de la compañía, lo cual se logra a través del Estado de Resultados presupuestado.
Presupuesto Financiero.

El plan maestro debe culminar con la elaboración de los estados financieros presupuestados, que son reflejo del lugar en donde la administración quiere colocar la empresa, así como cada una de las áreas, de acuerdo con los objetivos que se fijaron para lograr la situación global.

Aparte de los estados financieros presupuestados anuales, pueden elaborarse reportes financieros mensuales o trimestrales o cuando se juzgue conveniente para efectos de retroalimentación, lo que permite tomar las acciones correctivas que se juzguen oportunas en cada situación.

El presupuesto financiero aunado a ciertos datos del estado de resultados presupuestado expresa el estado de situación financiera presupuestado y el estado de flujo de efectivo presupuestado.

El estado de resultados, el estado de situación financiera y el estado de flujo de efectivo presupuestado indican la situación proyectada. Con estos informes queda concluida la elaboración del plan anual o plan maestro de una empresa.

Autora Maria Gonzalez

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Anuncios

35 preguntas que un emprendedor debe responder a un inversor


por Quique Rodriguez

No es sencillo ser recibido por un inversor –business angel– dispuesto a escuchar tu idea de negocio y arriesgar su dinero en ella. Si fallas, una sugerencia de ‘mejora el proyecto’ y un ‘vuelve otro día’ significan que no habrá segunda oportunidad. Por ello, hay que acudir con la presentación bien preparada, el business plan pulido y saber contestar a todas las inquietudes del potencial socio.

Puede ser la falta de oportunidades de empleo o la explosión de un renaciente espíritu emprendedor en nuestro país. El caso es que business angel e inversores privados están observando un fuerte crecimiento de las ideas de negocio que emprendedores de todo tipo les hacen llegar en busca de financiación para sus proyectos empresariales, sobre todo relacionados con Internet, e-commerce y economía digital.

Así, los potenciales socios financieros de estos nuevos empresarios están recibiendo más propuestas que nunca en nuestro país y reciben a un mayor número de candidatos a recibir una inyección de capital que haga realidad sus aspiraciones. Pero convencer a estos inversores no es sencillo. Hay que acudir a estas citas con los deberes muy bien hechos. El proyecto debe haber sido analizado con rigor, el business plan debe hacerse de forma metódica y profesional y hay que estar preparados para responder con claridad y solvencia las preguntas que todo business angel hace cuando tiene a un emprendedor en ciernes frente a él.

Para proporcionar a estos potenciales empresarios la preparación de su presentación y para hacer de filtro a los business angel, cansados en ocasiones de recibir proyectos que no se sostienen tras las primeras preguntas, una incubadora española llamada EGauss ha puesto en marcha el denominado certificado ER (de EmprendedoR), que contiene las 35 preguntas sobre tecnología y producto o servicio, márketing y ventas, equipo gestor y financiación que todo inversor realiza siempre a un emprendedor y que todo aspirante a empresario debe responder si quiere salir de la reunión con un nuevo socio. Algunas pueden parecer obvias a priori, pero los inversores que las han elaborado aseguran que los candidatos no siempre saben solventarlas. Estas son las 35 cuestiones.
Tecnología y producto o servicio

1 ¿Cuál es el problema que resuelve tu tecnología, producto o servicio? Ésta es una de las más importantes. Se trata de explicar qué hace tu empresa, a qué se dedica, qué vende y si esta novedad viene a solucionar un problema de un determinado público o colectivo o responde a una demanda. Si no es así, la idea no sirve de mucho.

2 ¿Cómo se resuelve ese problema sin tu producto? Debes explicar qué otras alternativas existen hasta ahora en el mercado para dar respuesta a esa necesidad.

3 ¿Por qué merece la pena solventar ese problema con tu servicio? Es decir, hay que saber explicar qué diferencia a tu propuesta de las que ya existen en el mercado y por qué motivos habrá gente que prefiera tu propuesta a lo que ya hay.

4 ¿Qué hace tu producto? Hay que describir con claridad y nitidez en qué consiste tu servicio o tecnología. Tan sencillo como qué hace.

5 ¿Cuáles son las principales características y beneficios de tu servicio? En línea con la anterior pregunta, se trata de explicar cómo funciona nuestra propuesta, qué posibilidades ofrece, qué ventajas aporta a los usuarios o compradores frente a otras opciones, etcétera.

6 ¿Cómo está protegido tu producto? Los inversores que han diseñado el certificado señalan que esta es una cuestión muy importante para ellos y que pocos emprendedores se la han planteado cuando les presentan sus proyectos. Si la idea está protegida frente a terceros: si existe alguna patente de por medio, si hay códigos guardados en el caso de las tecnologías, si puede ser fácilmente copiado por un competidor. Igual sucede con el registro de la marca y el dominio de Internet.

7 ¿Cuáles son tus principales competidores? Hay que estudiar quién hace algo parecido, en qué situación se encuentra, si va adelantado o no. Aunque pueda parecer algo negativo, el hecho de que ya haya mercado, usuarios o compradores de algún producto o servicio similar puede demostrarle al inversor las posibilidades de éxito de tu idea.

8 ¿Cuáles son los criterios de compra de los clientes? Hay que conocer cuáles son los factores y su peso en la toma de decisiones del público al que te quieres dirigir.

9 ¿Cómo se compara con la solución de tus competidores? Si tu producto, servicio o tecnología es superior o inferior en términos de diseño, si está más avanzado o no tecnológicamente hablando o si es más o menos atractivo o seguro, por ejemplo. En definitiva, qué le hace mejor.
Márketing y ventas

10 ¿Cuál es tu mercado objetivo? Identificar cuál es el público y el territorio al que te diriges.

11 ¿Cuál es su tamaño? Tienes que haber estudiado el número de personas o empresas que componen el mercado al que te diriges.

12 ¿Cuál es el crecimiento esperado de tu mercado? Ésta es quizá la más importante de las tres primeras preguntas en el apartado de márketing y ventas. Si el mercado objetivo al que te diriges está creciendo o menguando y qué previsiones de futuro tiene.

13 ¿Cuáles son los segmentos del mercado objetivo? Hay que identificar los diferentes tipos de colectivos que forman el mercado al que te diriges.

14 ¿Quién paga el producto y por qué? También es muy importante diferenciar entre quién consume nuestro producto, servicio o tecnología, quién decide su uso o compra y quién lo paga, que dependiendo de la actividad pueden no ser los mismos.

15 ¿Quiénes son los clientes actuales y cuál es el canal de venta? Cómo llegarás realmente a esos futuros usuarios o compradores.

16 ¿Cuál es la estrategia y plan de expansión por segmento de cliente? No deben hacerse de forma general. Debe haber una para cada segmento del mercado objetivo.

17 ¿Cuál es tu estrategia y plan de expansión geográfica? Dónde vas a lanzar tu producto o servicio y las siguientes ciudades, zonas o países a los que llegarás. No sólo dónde, también por qué: las razones.
Gestión y ejecución

18 ¿Quiénes son los fundadores? Es otra de las preguntas importantes. Cuál es tu bagaje: qué trabajos has tenido, qué puestos has ocupado, en qué empresas, qué otros proyectos has lanzado o si has participado en algún otro. Por ejemplo, un conocido business angel español valora a los emprendedores con MBA porque ha detectado que en las últimas grandes ventas de empresas en nuestro país sus promotores tenían una formación de este tipo en todos los casos menos en uno.

19 ¿Quién más forma parte del management? Además de los impulsores o accionistas, qué otros directivos participan en la gestión de la empresa o tienes previsto que lo haga en el futuro, identificándolo con nombre y apellidos. Un business angel te puede decir que si nunca has dirigido a personas, cómo vas a hacerlo cuando cumplas tu plan de crecimiento y tengas 200 empleados. No tienes por qué hacerlo tú, puedes contratar a un ejecutivo. Has de tener previsto, identificado e incluso, a ser posible, apalabrado o comprometido quién va a ser.

20 ¿Quiénes son tus asesores y socios actuales? Quién te asesora y en qué aspectos del negocio y cuáles son tus socios hasta ahora y qué te aportan además del capital. A veces los inversores aconsejan, incluso, regalar acciones a business angel de renombre interesados en un proyecto pero que no han invertido en él. Es una excelente carta de presentación ante otros financiadores.

21 ¿Cuáles son los hitos más importantes conseguidos hasta la fecha? Qué es lo más importante que has logrado hasta el momento con tu proyecto, tanto si ya está en marcha como si no. Si tienes acuerdos firmados, estudios de mercado realizados, si has logrado préstamos bancarios, si ya generas ingresos o si has realizado otras ampliaciones de capital previamente.

22 ¿Cuál es el estado actual de tu empresa y de tu producto o servicio? En caso de que ya esté puesta en marcha la compañía, cuál es su situación en ese momento: si ya está constituida, si has comprado dominios de Internet, si has registrado la marca, si hay en marcha una versión beta, etcétera. En qué porcentaje has desarrollado el proyecto y en cuánto tiempo estará listo lo que resta. Si no es así y sólo se trata de una idea, lo tendrás muy complicado para convencer a un inversor.

23 ¿Cuál sería el roadmap de la empresa tras la inversión? Si finalmente te dan el dinero… ¿Cuáles son las siguientes cosas que vas a hacer con esa inyección de capital y cuáles los siguientes hitos a alcanzar por tu compañía?

24 ¿Cuál es la estructura actual del accionariado? Quiénes son los socios de la empresa y qué porcentaje de propiedad tiene cada uno hasta ese momento.

25 ¿Cuál es tu plantilla actual y tus previsiones de contratación? Tienes que analizar las necesidades de personal de tu firma en cada una de las fases del plan de crecimiento. Cuándo vas a contratar, para qué, cuánto te costará e, incluso, identifica a qué personas concretas incorporarás si se puedes concretarlo en este momento.

26 ¿Cuál es la nacionalidad de la empresa y su estructura legal? Son cuestiones que los autores del certificado creen que pocos emprendedores se han planeado cuando se dirigen a un posible inversor. Que seas español no significa que tengas que crear tu empresa en nuestro país. Tienes que analizar dónde te conviene montarla y tener en cuenta importantes aspectos legales, como el pacto de socios, el tipo de sociedad que más te interesa, la forma en que se toman las decisiones, etcétera.
Financiación

27 ¿Cuál es el modelo de ingresos? Muy importante. Tienes que tenerlo definido claramente. Por ejemplo, a partir de unas determinadas ventas a un precio ya se gana un determinado porcentaje, etcétera.

28 ¿Cuáles son los costes asociados y las necesidades de inversión? De qué gastos te puedes despligar en un momento dado y de cuáles no.

29 ¿Cómo y cuándo se consigue el punto de equilibrio de la compañía? Es decir, el momento en el que durante tres meses seguidos se igualarán en el día a día de la compañía los ingresos y los costes. Algunos inversores huyen del manido “el primer año pierdo, el segundo empato y el tercero gano”.

30 ¿Cuáles son las posibles salidas para el inversor? Muy importante para los socios y poco tenido en cuenta por muchos emprendedores. La mayoría de las veces se constituyen sociedades limitadas (o anónimas también) que no cotizan en mercados bursátiles y, por tanto, si un inversor quiere abandonar y recuperar liquidez en un momento dado, sólo tiene la opción de vender su participación a otro socio o buscar un nuevo inversor. Hay que prever cuáles son las posibilidades de salida para él, si se van a repartir dividendos o no: cuándo y cuánto.

31 ¿Quiénes son los compradores estratégicos para una posible venta de la empresa? Muchos inversores buscan el gran pelotazo que supone que una gran compañía, normalmente extranjera, adquiera la firma. Hay que identificar cuáles son las potenciales compradoras y huir de las típicas: Google o Facebook.

32 ¿Cuáles han sido las ventas de firmas comparables a la tuya y a qué precios? Dónde y cuándo se han vendido proyectos similares al tuyo y por qué cantidades.

33 ¿Cuál es la hoja de ruta de financiación de la empresa? Los autores aseguran que los emprendedores suelen pedir al inversor una cantidad, normalmente entre 200.000 y 300.000 euros, pero no han valorado bien su compañía.

34 ¿Cuál es el método utilizado para valorar la firma? Si le vas a dar un porcentaje de acciones a cambio de su inversión, ¿cómo lo has calculado? ¿De dónde sale su porcentaje de propiedad?

35 ¿A qué se va a destinar cada partida de inversión? Hay que desglosar cuánto se va a emplear en márketing, recursos humanos, desarrollos tecnológicos, etcétera.

Autor Quique Rodriguez

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

4 claves para desarrollar un plan de negocios pensando en el inversor


Por más que traten de convencerte acerca de las bondades de un plan de negocios al final tendrás la sensación, “real”, de estar perdiendo el tiempo… ¿Por qué? Pues porque al final te darás cuenta que la esencia de todo plan de negocio es mostrárselo a aquel que nos va a conceder un préstamo, una ayuda, contratarnos o en definitiva informarse.

¿Qué hacer? Pues lo primero entender que un plan de negocio, “respetable”, te abrirá muchas puertas y lo siguiente averiguar como podemos hacerlo:

1.Se Conciso: La persona a la que enviarás tu plan de negocios posiblemente tenga en la mesa muchos más planes más por lo que el tuyo debe ser muy conciso aunque con los conceptos básicos del negocio. No digo que hagas un plan de negocio basándote en esquemas pero tampoco que desarrolles el “nuevo testamento“. Un truco: una vez acabado el plan de negocio vuelve a leerlo, subraya lo importante y redúcelo al 50%. De lo que te quede la mitad es lo que tiene valor y el resto puedes borrarlo.


2.Sé Real: Ser y parecer real es, a mi modo de entender, la piedra filosofal de un buen plan de negocios. Para ello debes reunir todos los datos posibles sobre la factibilidad del negocio a corto y largo plazo, así como los puntos estratégicos sobre los que va a girar la viabilidad del mismo y entenderlos desde un punto de vista tangible. ¿Si el dinero fuese tuyo se lo darías al que te presenta este plan de negocio?

3.Se Convincente: El fin de todo plan es que sea convincente, intenta no dejar cabos sueltos para que sirva, tanto para la obtención de créditos y ayudas iniciales como para posibles negocios con otras empresas.

4. Se Humano: Utiliza un lenguaje simple al explicar los problemas. Elabóralo de modo que sea fácil de leer y comprender.

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

¿Qué enamora a un Inversor? Conoce las Preferencias de los Inversores

La creación de empresas es la pieza clave para dar arranque al motor financiero. Pero, a pesar de que el número de personas que tienen intención de emprender ha crecido en los últimos años, todos ellos coinciden: el problema es la falta de financiación.

Dada la situación, cada vez hay un mayor número de inversores de diferentes perfiles, business angels, inversores privados, family office, venture capital… que apuestan por invertir en proyectos empresariales.

Según un estudio realizado por SociosInversores (plataforma de unión entre emprendedores e inversores) estos son los sectores más demandados por los inversores:

-El Primer puesto del ranking lo ocupan los proyectos tecnológicos e innovadores. Existe una alta demanda de proyectos con carácter innovador que introduzcan una solución tecnológica y adelantos en el modo de vida actual. En este ámbito, encontramos proyectos como Apps móviles y patentes.
-En segundo lugar se encuentra el sector de las energías renovables. La promoción y el desarrollo de proyectos renovables se encuentra desde hace unos años en pleno auge. En este campo, encontramos proyectos tan interesantes como avances de biomasa térmica, plantas industriales y ahorro de carburante.
-Los proyectos TIC ocupan un tercer puesto. La tecnología de la información y de la comunicación tiene una gran importancia en nuestros días, por ello es uno de los sectores más demandados del mercado por los inversores. Aquí puedes encontrar algunos ejemplos: Web de búsqueda de empleo, Plataforma musical.
-Según este estudio, el sector industrial sería el siguiente por número de demanda. Dentro de este sector, encontramos proyectos como sistemas de seguridad o transportes pesados.


El estudio también considera los aspectos que más atención presta un inversor:

-El plan de empresa. Un inversor valorará tanto el aspecto técnico como el visual.
-Profesionalidad del equipo promotor.
-El grado de equidad entre inversión y riesgo.

Muchos de los proyectos son desestimados por el inversor debido a la poca información del mismo que reciben por parte del emprendedor (¿cómo invertir en algo de lo que no tienes información?). Falta de garantías (un inversor sabe lo que es confiar su dinero en un proyecto que aún no está en marcha, pero necesita tener un mínimo de seguridad sobre el destino de su dinero). Los proyectos no cubren en muchas ocasiones las expectativas de los inversores: emprendedores e inversores no se terminan de poner de acuerdo; proyectos hay, inversores hay. Los intereses en muchos casos difieren.

Cuando un inversor no quiere invertir, no hay planes que valgan, lo pueden decir (o no) claramente u optar por ser políticamente correctos. Brian Witlin nos deja 25 maneras en las que un inversor puede denegar tu iniciativa:

Veamos las excusas más usadas para rechazar una propuesta


Cuando existe una falta de interés o existe algún tipo de incertidumbre

Sin respuesta.
No encaja por el momento…
Lo intenté, pero mis socios no lo han visto claro (muy típico cargar las culpas a terceros…)
Somos reacios a invertir en tu iniciativa, pero manténme informado (no vaya a ser que funcione y esté a tiempo de subirme al carro).
No estoy seguro, pero uno de mis socios que tiene más experiencia en esta área puede verlo.
Otro tipo de excusas usadas frecuentemente:

No tenemos más espacio en el actual fondo para invertir.
Es tarde para la inversión, debería de haber sido en una etapa anterior.
Es aún temprano para la inversión, cuando esté más desarrollado podemos planteárnoslo. Cuando uno no quiere, no existe el don de la oportunidad.
Como hemos visto, puede resultar difícil enamorar a un inversor, pero cuando lo hace, lo hace de verdad.


Ana Barreda Carretero

SociosInversores.es

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Los 10 mandamientos de los emprendedores chinos

Su forma de tener éxito en los negocios no es debida a la suerte, a la explotación o simplemente por la casualidad

Comprobaremos que su cultura está basada en el honor, el trabajo duro y en definir una meta a medio-largo plazo. Cualquier chino, empresario o no, considera una “vergüenza” trabajar toda la vida para otra persona, y es por eso que llevan el emprendimiento en la sangre.

Con esta actitud y con algún sacrificio inicial, ellos marcan la diferencia y hacen posible que su país esté a punto, si es que no lo ha conseguido ya, de convertirse en la primera potencia económica mundial, mientras que en la mayoría de países, preferimos darnos algunos lujos que en un futuro hace que vivamos cerca del umbral de la pobreza.

He aquí los 10 mandamientos chinos.

1. Elegir un buen local, en buen sitio, pero barato.

Parte del éxito de los chinos radica en la posición de sus negocios. No se molestan en hacer un plan estratégico, pero usan el sentido común para saber si el local tendrá éxito según el paso de gente que haya por la zona.

Son negociadores natos, por lo que buscarán probablemente un tipo de local cuyo dueño no haya sabido sacarle provecho, fallando en el tipo de negocio que montó. Negociarán el precio sin piedad. Ellos saben lo que están dispuestos a pagar, y no pagarán ni un euro más de lo que tenían pensado. La ventaja para el arrendatario es que sabe que la comunidad china tiene hasta hoy día un 0% de impagos. No se conoce actualmente ni un emprendedor chino que haya fallado en el alquiler.

2. Comenzar a emprender cuanto antes.

La edad media del emprendedor chino está en los 23 años, aunque algunos lo hacen con 18. No tienen miedo y saben que lo peor que les puede ocurrir es que el negocio fracase, lo cual les dará experiencia para el próximo negocio.

El hispano no emprende en la mayor parte de los casos por ese miedo, y ellos consideran que tener miedo es un freno innecesario.

3. No tener apego al negocio. Si no funciona, se cambia.

No les gusta luchar contra-corriente. Si un negocio no marcha bien, no esperan a acumular pérdidas. Un chino quiere que su negocio le comience a dar beneficios durante los dos primeros meses, y el negocio debe crecer mínimo un 20% durante los siguientes 6 meses. De no ser así, no dudarán en echar la persiana y cambiar el tipo de negocio.

El hispano suele cometer el error de querer levantar el negocio “por narices”, y cuando quiere acordar, termina cerrando con una acumulación de deuda asombrosa. Como ya decía Donald Trump, un negocio es un negocio, no es un hijo.

4. La competencia es sana.

Mientras el hispano le asusta que le abran un negocio similar delante de él, el chino se alegra. Sabe que cuantos más negocios de ese tipo se abran, es señal de que acertó con el negocio y va en el buen camino. Los propios chinos se llaman entre sí para habitar calles desérticas y llenarlas con sus negocios. En 4 meses pueden llegar a crear un China Town, haciendo calles comerciales donde antes solo había locales cerrados.

“Si conseguimos llamar a los clientes, cuando vengan, no solo me comprarán a mí, sino que aprovecharán y comprarán también en el negocio de mi amigo.”

5. No conformarse con un solo negocio.

Un problema que tiene el emprendedor hispano es que al tener un solo negocio, termina convirtiéndose en esclavo de su negocio. El chino emplea una estrategia distinta, y es que cuando le dedica mucho tiempo a un solo negocio, aún siendo buena señal, ya que sabe que tiene un negocio rentable, suele abrir uno o dos negocios más. De esta forma ya no puede estar todo el día dedicado a un solo negocio, y automáticamente pasa a ser un empresario en toda regla.

6. Para trabajar, mejor chinos.

Explicamos este punto, ya que en el documental no hacen referencia. Donde nosotros vemos explotación, cuando un trabajador chino cobra 20€ al día sin asegurar, ellos ven una colaboración empresarial, y es que cada trabajador que comienza junto a un emprendedor chino, con el tiempo, el mismo emprendedor financiará el proyecto de sus empleados.

Un chino no es explotado, digamos que ayuda al empresario a crecer y a levantar el negocio. Cuando el negocio marcha bien y estos trabajadores ya tienen experiencia, se lanzan al emprendimiento y contratan nuevos trabajadores por un escaso sueldo. Estos trabajadores, en unos 5-6 años iniciarán su propio negocio.

Los chinos son trabajadores, ahorradores y en una comunidad en toda regla. Su cultura basada en el honor, hace que no tengan miedo de ser traicionados por una persona a la que ayudaron y dieron trabajo. De darse un caso de este tipo, el chino sería expulsado de la comunidad y jamás recibiría apoyo por ningún miembro, de hecho, le invitarían a salir del país “licenciado con deshonor”, como en el ejército.

7. No pedir jamás un préstamo al banco. La familia y amigos no te cobran intereses.

Este punto es impensable en España, debido a nuestra cultura. El chino trabaja y ahorra durante años sin tener ningún tipo de gasto en ocio. Como se dice en el documental, si un chino necesita 15,000€ para abrir su negocio, en cuanto tenga 15,100 se lanzará. De necesitar algo más, pedirá el dinero a sus familiares, amigos o a su propia “competencia” y recibirá la financiación sin problema, pero pedir dinero al banco, jamás.

8. Cuando un sector está saturado, busca otro. Detectar oportunidades de negocio.

España atraviesa una crisis tremenda, los negocios cierran, no hay financiación y alcanzamos los 5 millones de parados. El sistema falla mientras que los chinos abren negocios rentables, dan trabajo, crecen y hoy día son el sector que por habitante, más seguros de autónomos paga. Ellos no ven la crisis, todo lo contrario, ven muchas Ideas de Negocio.

Allá donde cierra un negocio español por falta de rentabilidad, ellos lo cogen y lo hacen rentable.

China entró con restaurantes especializados en “comida china”, y con la entrada de la crisis, cierto es que algunos tuvieron que cerrar, aunque otros están en plena expansión. Cambiaron el sistema de negocio por céntricos bazares o tiendas de todo a cien, donde al ser servidos por su propia gente, consiguen unos precios que hacen competencia a los bazares españoles.

Ahora han visto la oportunidad de negocio en los bares españoles, donde uniendo la amabilidad, limpieza del local y atención desmedida hacia el cliente, están teniendo un éxito bien merecido. En pocas palabras, encuentran oportunidades de negocio en un país donde nosotros no somos capaces de encontrarlas.

9. Dale a tu cliente lo que necesita, aunque no lo entiendas.

Algo que distingue al emprendedor chino, es que con un solo cliente que pregunte por un producto que ellos no tienen, a las pocas horas ya están buscando el proveedor que les sirva este producto. Escuchan al cliente siempre e intentan abastecerle de todo tipo de productos, algunos más demandados y otros menos, pero si hay algo que se pueda vender y un solo comprador, ¿por qué perder una venta?.

10. Trabajo y ahorro aunque vivas en malas condiciones durante unos años.

¿Por qué ellos consiguen ahorrar y nosotros vemos un grave problema para conseguirlo? La respuesta es sencilla, y es que ellos están dispuestos a asumir sacrificios por los que nosotros no pasaríamos jamás. Viven en casas de 70 metros cuadrados 20 personas, por lo que el alquiler les sale muy barato. No tienen deudas bancarias, que son nuestro peor enemigo.

Por eso, como bien se dice en el documental, si un chino cobra 600 euros, tranquilamente puede ahorrar 550€. No salen, no se dan lujos, y aún teniendo dinero, no viven como ricos. Una vez que alcanzan la meta, ya se permiten todos los lujos por los que un día lucharon.

Son una comunidad envidiable y de la que tendríamos mucho que aprender, ya que es más que evidente que su sistema funciona.

Fuente:
http://manuelgross.bligoo.com/20120403-decalogo-los-10-mandamientos-de-los-emprendedores-chinos

Invertir en Startups


Por Juan Luis Hortelano

Cuando Mariano me invitó una vez mas a escribir en su blog mientras el está unos dias fuera, pese a sentirme honrado por la propuesta, me entró cierto pánico escénico. Hace mucho tiempo que dejé de escribir en mi blog, y el maldito Twitter me ha habituado a tratar de decir todo en 140 caracteres.
Finalmente, después de mucho pensar, voy a hablar sobre algo que he empezado a hacer en los últimos 3-4 años, y que creo cada vez va a ocupar mas espacio en mi vida.
Después de muchos años trabajando en diferentes proyectos y empresas, y después de haber pagado la hipoteca, decidí empezar a valorar el invertir en proyectos de internet. Ya me llegaban regularmente propuestas de gente que lanzaba un proyecto y que quería que le ayudase, y con el comienzo de la crisis me plantee si no sería una alternativa igual de insegura que tener el dinero en algunos bancos.
Así que aunque de forma muy humilde, decidí que empezaría a invertir en algunos proyectos . Por desgracia hay mas posibilidades de inversión que dinero disponible por mi parte, así que una parte muy importante de esta ecuación es el proceso de decisión de en que proyecto invertir.
Por eso a continuación voy a exponer los 3 aspectos que en orden de importancia mas valoro a la hora de invertir o no en un proyecto
-Presentación, deck, executive summary o como lo quieras llamarAunque no es el aspecto mas determinante, si suele ser el primero que se valora, y la puerta de entrada a casi cualquier inversor. Por eso aparece el primero.Es fundamental tener un documento, del tipo que sea, que esté bien hecho, que sea claro, y que especifique todo lo que un inversor quiere oir. Esto que así dicho parece tan facil es curiosamente el motivo por el que al menos en mi caso hace descartar el 90% de los proyectos que llegan a mis manos. Y supongo que a la mayoría de business angels.Si una persona no es cuidadosa, perfeccionista y exquisita con una presentación para que alguien que no conoce le deje dinero, ¿como va a ser luego con el dinero en el bolsillo gestionando esa empresa?
Casualmente, Diego Mariño, el CEO de Ducksboard, mi última inversión, ha publicado hoy un post donde hace publico el deck que presentó a los inversores para conseguir una inversión de mas de 500.000 €.
Es un buen ejemplo, está muy bien hecho, con todo lo que un inversor quiere saber en 5 minutos de su tiempo.
Esa presentación preferiblemente tiene que ir acompañada de algo mas. Ya no se invierte en un powerpoint. Tiene que haber algo, bocetos, una demo, algo funcional.
Por cierto, no firmo NDA´s. Aquí lo explican mucho mejor que yo lo haría. Aunque en resumidas cuentas, si no te fias de mi, mal empezamos…
-Equipo Después de haber pasado ese primer filtro, en lo siguiente que mas me fijo es en el equipo. Que este sea equilibrado (ni 4 MBA´s ni 4 desarrolladores son una buena combinación), que tenga una buena formación o experiencia, que cada uno aporte un valor diferencial.
Pero aparte de eso, considero fundamental el feeling, la química, la valoración personal. Necesito conocer personalmente a los fundadores, y que haya cierta sintonía.Que me sienta a gusto tomándome un café con ellos. Que sean tipos con los que me apetezca ir de cena. Si antes los conozco, o les sigo en Twitter o leo su blog, sin duda ayuda a evaluar esa subjetiva percepción. Por supuesto valoro tambien que mas alla de que sean buena gente y me caigan bien, que tengan ambición y las cosas claras.
Que su dedicación a la empresa sea absoluta (nada de empezar compaginando un trabajo o a tiempo parcial) El segundo motivo por el que no invierto en proyectos, después de la falta de varios millones para entrar en todo lo que me gustaría, es este. O bien porque no ha habido feeling, o por la imposibilidad de conocerse en persona.Además un buen equipo puede ejecutar bien y tener éxito con una idea mediocre. O cambiar de rumbo a tiempo. Un mal equipo no hará nada ni con la mejor idea.
-Modelo de negocio – ideaNecesito entender el proyecto. No invierto en nada que no entienda. Y valoro tambien que pueda aportar algo de mi parte al mismo.Por lo tanto solo invierto en empresas de internet, y en modelos de negocio probados. Mi experiencia en algunos proyectos con exits o inversiones muy importantes me ayuda a poder valorar la viabilidad de dicho proyecto, y a descartarlo o no en este punto. Lo cual no quiere decir que no me equivoque y mucho…Tambien es un plus que haya una vocación internacional, que el enfoque no sea solo salir en un mercado local mas o menos grande. De hecho mis dos ultimas inversiones, Touristeye y Ducksboard tienen un claro enfoque internacional, saliendo inicialmente en inglés, y con una base de usuarios/clientes en todo el mundo.
La idea por supuesto es importante, pero no mas que la capacidad de ejecución que pueda tener el equipo (y si no que le pregunten a los Samwer Bros.), el cual hemos valorado ya antes. Por lo tanto, la misma idea con diferentes equipos, puede funcionar o no. Y ejemplos tenemos a raudales.
No invierto en ideas muy trilladas. Es muy habitual recibir la 37ª red social vertical de nicho que va a arrasar, o el 123º Groupon que espera llegar a la cumbre con 1/100 del capital necesario. Y sin nada diferente que al menos pueda sembrar la duda de porque invertir en ella.
Si un proyecto ha pasado estos 3 primeros filtros, mas difíciles y complicados de lo que parece, lo demás es cuestión de análisis y negociación. No exento de trabajo.
Por supuesto hay que valorar el plan de negocio en detalle, y esto incluye cientos de factores que al final hacen que se decida o no entrar en un proyecto. Desde las estimaciones financieras, las partidas de gastos e ingresos, y mil detalles que deben de encajar dentro de unos patrones y criterios lógicos.
Tambien el pacto de socios debe de ser mirado con lupa. Igual que los otros socios que puedan entrar en la ronda. En mi caso, hay una serie de inversores con los que no co-invertiría nunca. Y por lo tanto, este puede ser un factor que me haga rechazar un proyecto, aunque me encante todo lo demás.
Al igual que con los socios, me gusta rodearme de buenas personas, y no me gustaría ser co-socio de alguien con quien no me sentaría a tomar ese café. Si a priori alguien que vaya a entrar no me gusta, prefiero quedarme fuera.
El timing dentro de cada subsector es tambien un factor que puede ser clave en mi opinión. Sobre todo pensando en exits a los players mas grandes. Ahí tenemos buenos ejemplos como Citydeal (comprando por Groupon) o Casacanda (por Fab.com)
Y finalmente otro punto que en la situación “burbujeril” actual es una barrera importante para entrar en muchos proyectos : la valoración
Este es un tema que da para escribir varios posts. En mi caso, me gusta entrar en proyectos en un estadío temprano, en una primera ronda seed, donde ya hay algo, se ha validado el modelo o tiene cierta tracción, y se va a invertir el dinero para crecer.
La fiebre de aceleradoras, incubadoras y camps está fomentando una burbuja, sobre todo en USA, haciendo que se empiecen a ver “caps” de 8-9 millones de $ en startups, y lo mejor (o peor) de todo es que se están cerrando rondas a esas valoraciones que en mi opinión son salvajes.
Por suerte en España y Argentina, que son los países que mejor conozco, aun no estamos a ese nivel, pero empieza a notarse algún pequeño movimiento, independientemente de que de vez en cuando te venga algún chalado que sin tener mas que una plan de negocio sobre papel te planta una valoración de 3 millones de €.
Seguramente me he dejado muchos aspectos en el tintero, y daría para escribir bastante mas.

————————————–
Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog
Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com
Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Cómo montar su propia empresa y no condenarla al fracaso

duda 3

Cuando comienza a hablarse de crisis económica, de recortes de personal, de desempleo, las personas tendemos a pensar en iniciar un negocio propio, sin jefes, que permita ganarnos el sustento diario y también, ¿por qué no?, enriquecernos.

Sin embargo, este importante paso no debe ser tomado a la ligera y, antes de darlo, se deben tener en cuenta muchos aspectos como experiencia, capital, proyección, entre otros aspectos, para no condenar esta nueva empresa al fracaso total poco después de haber sido creada.
“No es sólo decir que se tiene olfato al momento de montar un negocio. Hay que saber sobre el negocio que se está montando. Muchos fracasan desde el primer día porque sus creadores son muy intuitivos y lo hacen todo al ‘ojímetro’, guiados solo por lo que sienten en un momento dado y, obviamente, eso no siempre funciona”, señala un documento al respecto, del Centro de Competitividad Empresarial de la Universidad Javeriana.

Una investigación de The Global Entrepreneurship Monitor (GEM), en coordinación con las universidades Javeriana de Cali, Icesi de Cali, los Andes y del Norte reveló que en Colombia una de cada nueve personas es propietario parcial o total de una empresa que ha estado activa más de 42 meses.

Sin embargo, de acuerdo con el trabajo, el 61 por ciento de las empresas nacientes se encuentra en el sector de servicios de consumo; es decir, bares, restaurantes, cabinas de teléfono, Internet de barrio, peluquerías, pero lamentablemente estos negocios, no son precisamente los que mueven la economía.

Los errores
De acuerdo con el programa Ventures, una iniciativa creada en 2001 para estimular la creación de empresas competitivas en Colombia, son muchos los errores que se cometen al momento de pensar en montar un negocio propio:

1 No empezar
Una de las principales causas del fracaso de un emprendedor es la falta de investigación de mercados y no contar con un plan de negocios bien estructurado. Es evidente que entre más preparado se esté antes de montar la empresa es mejor.

2 Pensar que no hay competencia
Sucede con frecuencia que los emprendedores se entusiasman a tal punto con sus ideas que tienden a pensar que para ellas no existe competencia y que se venden solas. Es difícil argumentar ventajas competitivas pensando en ser el primer jugador; por innovadora que sea una idea, siempre hay otras similares cocinándose al mismo tiempo, tratando de descubrir cómo diferenciarse de la competencia.

3 No formar buenos equipos
Uno de los errores más comunes de los emprendedores es creer que pueden sacar adelante sus proyectos solos. Por el temor a compartir conocimiento, o por el amor que les tienen a sus empresas, tienden a no unirse a otras personas y por falta de experiencia pueden fracasar.
Un aspecto que genera una gran proporción de los fracasos es no poder manejar las dificultades de trabajar con familiares y allegados.

4 Pensar que hacer empresa es una actividad de medio tiempo

Crear empresa es una tarea tan obligante que ocupa la vida entera de los emprendedores. Por ello, pensar que es posible hacer empresa mientras se tienen otras ocupaciones es una mala estrategia.

5 No tener presentes los aspectos legales
Los emprendedores tienden a conocer hasta los más mínimos detalles en aspectos operacionales del negocio, pero olvidan por completo su estructura legal. Entonces, organizar una empresa se puede convertir en toda una muralla que frena las iniciativas. Al respecto, Colombia ocupa el puesto 75 entre 95 países en dificultades para el emprendimiento, según el World Economic Forum. Por eso, en el país, los empresarios deben estar aún más conscientes y trabajar con antelación en los requerimientos legales de sus proyectos.

6 Crecer más rápido de lo posible
Una vez que el emprendedor ha logrado poner en marcha una empresa, estará tentado a crecer por encima de sus capacidades. Crecer sin medida es responsable de más fracasos empresariales de lo que se piensa. Por ello, los emprendedores no deben olvidar que las empresas se construyen poco a poco y con foco.

7 Exceso de optimismo
Por definición, los emprendedores son personas optimistas. Así debe ser, pues de otra forma no sacarían adelante sus proyectos ni convencerían a otros de acompañarlos con recursos y trabajo. Sin embargo, la mayor queja de los inversionistas en el mundo es que les falta realismo en sus proyecciones. Por ello, sobrestimar los ingresos y subestimar los costos es causa muy frecuente del fracaso empresarial. Además es usual que los emprendedores cometan el error de empezar a gastar lo que aún no han ganado.

8 Incapacidad para afrontar el cambio
El mundo de los negocios está lleno de ejemplos de éxito empresarial de personas que han retomado ideas que otros han desechado. La poca capacidad de algunos para encontrar caminos distintos para superar las dificultades es una de sus principales causas de fracaso. A medida que las compañías evolucionan, las estrategias se deben ir acoplando a los nuevos requerimientos.

9 Falta de conocimiento de sí mismo
Todo emprendedor antes de montar empresa debe contestarse unas preguntas básicas: ¿Tengo claridad en mis metas? ¿Estoy pensando en la estrategia correcta? ¿Puedo ejecutarla? La relación entre los intereses personales del emprendedor y la operación de las empresas es fundamental para el éxito. Si los resultados de la empresa al final no coinciden con las expectativas del emprendedor, esto la puede hacer fracasar.

10 No ponerse en los zapatos de los inversionistas
Para la mayoría es mejor ser el dueño de una porción de una empresa que tener el 100% de nada. Sin embargo, no poner en práctica esta premisa arriesga la viabilidad de muchos proyectos. Para conseguir capitales externos, un emprendedor debe estar dispuesto a ceder participación

http://www.latarde.com/notas-de-negocios/16296-como-montar-su-propia-empresa-y-no-condenarla-al-fracaso.html