Siete tareas que son un pozo negro para la productividad en la empresa

El tiempo de trabajo que tenemos es limitado, por ello se busca que podamos ejecutar el mayor número de tareas posibles en el menor tiempo, de manera que no tengamos que quedarnos más horas de las previstas trabajando. Pero no siempre se consigue. Vamos a ver siete tareas que son un pozo negro para la productividad en la empresa.

Son esas cosas que tenemos que hacer y sin darnos cuenta, como no hayamos planificado bien, se nos ha ido el día. Y lo peor de todo es la sensación de agobio que nos queda por tener más trabajo acumulado para el día siguiente.
El pozo negro de la productividad en la empresa

Vamos a ver algunas de ellas:

1. Hay empresas que tienen “reunionitis”, diagnosticada y todo. Las reuniones que se alargar innecesariamente, que no se han planificado o no tienen un orden del día. Como se hagan a última hora del día peor todavía.

2. El correo electrónico, que si realmente tasamos el tiempo que dedicamos al día a gestionarlo, las empresas adoptarían unas políticas claras de redacción y uso del correo. No nos pagan por tener la bandeja de entrada a cero, sino por sacar nuestro trabajo adelante.

3. Internet es una poderosa herramienta que nos ahorra mucho tiempo en nuestro trabajo, ahora bien, hay que saber gestionarla con inteligencia, ya que si no lo hacemos acabamos por perder el tiempo sin darnos cuenta.

4. El teléfono es otra de las formas de comunicación que supone un problema para nuestra productividad. Por un lado, por las interrupciones que tenemos cuando estamos trabajando. Por otro, porque hay gente que no sabe cómo y cuándo finalizar una conversación.

5. En este mismo sentido podríamos añadir a la mensajería instantánea del smartphone con la que muchas veces nos comunicamos con otros compañeros de trabajo, pero también clientes, proveedores, etc. No es urgente, mejor no dejar lo que estamos haciendo porque haya entrado un mensaje.

6. Los viajes, ya sean cortos o largos, suponen un problema para la productividad. El tiempo de desplazamiento, pero también el que perdemos en salas de espera, no sólo de aeropuertos, sino también del cliente al que visitamos no nos lo devuelve nadie. Al final son muchas horas de trabajo y, a veces, con poco rendimiento.

7. No es una tarea laboral en si misma pero afecta de forma brutal a la productividad. El tiempo de comida y la vuelta del mismo. No se trata ya de que nuestra capacidad de concentración disminuya a medida que avanza el día, es que si hemos tenido una jornada partida, volver a arrancar por las tardes cuesta un mundo.

Podríamos incluir algunas cuestiones más como pueden ser las interrupciones, la falta de organización, la excesiva burocracia interna o la toma de decisiones muy lenta en la empresa… por citar sólo algunas. Ser más organizados, más ágiles y productivos nos permite ser más competitivos, aunque a veces detectar estos agujeros negros de la productividad no es tan sencillo.

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s