12 preguntas claves para crear tu propia empresa


Cuando iniciamos un plan de negocio es muy importante que la habilidad de emprender nuestro propio negocio, consiste de muchas bases y argumentos, por los cuales te generarán una cantidad de proyecciones que visualiza lo que realmente buscas en conseguir o te muestran por donde estas equivocado para hacer las diferentes correcciones.

Una empresa exitosa no sólo se basa en el tiempo, esfuerzo y dedicación. A continuación, le enseñamos cómo hacerlo. Levantar un negocio no es algo fácil y los mismos emprendedores lo saben. Por ello, si está interesado en tener su propia empresa, tenga en cuenta las siguientes claves.

1. ¿Cuenta con una buena idea de negocio?: Siempre deberá pensar en qué se distinguirá su negocio y quiénes serán sus principales clientes. ¿Existe una verdadera demanda en el mercado por el producto o servicio que pretende comercializar?

2. ¿Cuenta con los recursos necesarios?: Es muy importante tener en cuenta cuánto le costará el negocio y analizar si se cuenta o no con los recursos necesarios. En caso contrario, analizar la manera más viable de obtener financiamiento, ya sea mediante la ayuda familiar, bancaria o de instituciones que fomenten el emprendimiento.

3. ¿Conoce al mercado donde operará?: Quiénes serán sus competidores, qué los distingue, cómo reaccionarán a su entrada en el mercado, son aspectos que no debe dejar pasar. Deberá pensar en cómo hacerse conocido en el mercado y en cómo generará confianza en sus potenciales clientes.

4. ¿Qué distingue a su producto de los competidores?: La ventaja competitiva es lo que se transa en el mercado y lo hará la diferencia entre su empresa y la competencia. Piense en las maneras en que potenciará y publicitará esta ventaja competitiva.

5. ¿Cuáles son los objetivos del negocio?: Un buen emprendimiento se basa en el trazado de metas realistas a lograr, en el corto y largo plazo. Es decir, en una buena planificación. Cualquier acción que realice deberá mirar hacia esos objetivos.

6. ¿Cuáles son las debilidades de su negocio?: Es importante ser realista y saber en qué áreas y tareas su empresa podría fallar, para así contratar al personal necesario qué pueda asistirlo.

7. ¿Cuenta con los conocimientos básicos para gestionar un negocio?: La capacitación es una herramienta esencial para quienes-desean emprender. De nada sirve una buena idea si no hay conocimientos empresariales de por medio.

8. ¿Quiénes conforman su equipo de trabajo?: Un buen equipo de trabajo es fundamental para conseguir las metas trazadas e idear nuevas iniciativas. Preocúpese de contar con un equipo de trabajo variado, donde sus miembros se complementen entre sí.

9. ¿Cuánto costará su producto?: Es esencial calcular el costo de su producto o servicio, para así analizar si sus potenciales clientes estarán dispuestos a pagar por ello.

10. ¿Está informado sobre técnicas de venta?: Un emprendedor exitoso sabe vender su producto y llamar la atención de los consumidores. Capacítese en técnicas de ventas, o de lo contrario, contrate a buenos vendedores.

11. ¿Cuenta con el tiempo necesario para estar al mando de un negocio propio?: Los emprendedores exitosos destinan gran parte de su tiempo no sólo al negocio, sino a capacitarse, estar actualizado, ver qué pasa en el mercado y cómo se mueve la competencia. Es un trabajo de tiempo completo, por lo que deberá pensar si cuenta o no con ese tiempo.

12. ¿Es capaz de trabajar bajo estrés?: Muchas veces un negocio propio requiere horas y horas de trabajo, por lo que debe ser capaz de controlar la ansiedad y no perder el control en todo momento.

Fuente: http://noticiasemprendedores.blogspot.com/2010/03/como-ser-un-buen-emprendedor.html

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Anuncios

La visualización para cumplir un sueño


Para cumplir un sueño necesitamos tomar la decisión de lanzarnos al éxito arriesgando muchas cosas, los sueños requieren el suficiente valor para dejar la seguridad y aventurarnos a “las aguas más profundas” y olvidarnos de estar anclados en el mismo puerto que nos ha dado muy poco.

Una forma de asegurar el cumplimiento de un sueño es recurriendo a las fuerzas espirituales que están más allá de la consciencia, así que podemos usar la técnica de la visualización creativa, ¿en qué consiste? En saber que somos los creadores de nuestro mundo, por lo tanto podemos desde la consciencia hacer una programación de deseos, es prácticamente una ordena de producción que se cumplirá, los pasos para lograrlo son los siguientes:

1. Defina con claridad su sueño, haga una planificación y trabaje: Una vez que tenemos claro ese gran sueño, hay que establecer un plan concreto para llegar ahí, trabajamos en base a metas y objetivos, es muy importante crear el argumento para que el poder creador se manifieste, por un lado el trabajo nos lleva al convencimiento, también cuando hay coherencia entre deseos y acciones la visualización sí funciona.
2. Ahora que ya está trabajando comience el proceso de la visualización creativa: La forma de hacerlo es pensar en las imágenes de lo que desea, por ejemplo tener la casa de sus sueños, ¿dónde? A la orilla de la playa, ¿cuánto espacio? 50,000 varas cuadradas de terreno con 1,000 varas de construcción, ¿qué tipo de casa? De dos plantas, de madera, 10 habitaciones, etc. Usted tiene que pensar en todo, entonces hay que insistir en esa idea, el inconveniente en este punto es que la mayoría de personas no logra comunicarse con su mente subconsciente de manera eficiente, porque para ello se requiere el dominio de algunas técnicas de control mental, en este caso podemos utilizar LA TECNOLOGÍA PARA LA VISUALIZACIÓN, esta funciona con audios que tienen el propósito de abrir un espacio en la mente subconsciente para que usted pueda programar ideas, lo que debe hacer es lo siguiente: busque un lugar tranquilo para escuchar los audios, después comience a visualizar, véase en posesión de las cosas, continuando con el ejemplo de la casa, muévase dentro de ella, siéntese en el corredor, disfrute la brisa marina, luego llene la idea de emociones positivas, sienta la alegría de estar en su casa, lleve a sus amigos, etc. Debe insistir en lo que desea, al paso del tiempo la manifestación ocurrirá.
3. Apoye su sueño con el uso de las afirmaciones: Las afirmaciones son una técnica de autosugestión muy efectiva, funcionan de manera similar a la visualización, se requiere de mucha repetición, en este caso aconsejamos el uso del SOFTWARE SUBLIMINAL, cuyas funciones son las siguientes: usted puede redactar el número de afirmaciones que desee y sumarlas a las que el software ya trae, puede crear las categorías, se puede incorporar imágenes y audios, de modo que usted tendrá en sus manos una de las herramientas más completas para la autosugestión positiva.
4. Aplique la perseverancia en todo y cumplirá su sueño: Cuando una persona está trabajando en un sueño, usar la visualización y también tiene un apoyo con afirmaciones, está creando un nivel de atención tan poderoso, que todos los obstáculos en el camino obligatoriamente se derrotan, así su vida llegará a la autorrealización y plenitud.

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Emprendedor: Temas que debes conversar con tus socios de negocios


por Enrique Núñez Montenegro

Elegir mal a los socios de negocios es una de las causas de más fracasos, frustraciones y decepciones. Muchos buenos negocios van a la quiebra por haber fallado en este punto.

Y sucede por igual cuando los socios son amigos, colegas, compañeros de universidad, padres e hijos, esposas y esposas, hermanos o familiares cercanos. Ni qué decir cuando se trata de particulares.

Ayer mismo, escribió una amiga desde Santiago y nos decía: “Estoy frustrada, vengo con este proyecto hace meses y ahora me percato que mi socia solamente me estaba utilizando. Si no me cuido pierdo hasta el modo de andar”.

Por algo hemos incluido dentro de la lista de los 30 peores errores del emprendedor a la mala elección de los socios.

Y he aclarado en las conferencias que el error no es “tener socios de negocios”, el error es “elegir mal a los socios de negocios”.

Hay muchos temas que no se conversan antes de tomar la decisión final de tener un socio en tu proyecto de negocios o de participar como socio en el proyecto de otro.

En una nota anterior les recomendaba, elegir una sociedad de responsabilidad limitada cuando la sociedad estará formada por una cantidad pequeña de socios y no existe ninguna intención de atraer socios inversionistas en el futuro.

Hoy te quiero recomendar una actividad que es necesaria y previa a constituirse legalmente como compañía. Se trata de las primeras conversaciones formales que ustedes deben tener antes de resolver si serán socios de negocios.

Como te decía antes, estos cuidados se aplican a todo tipo de socios:

los socios son amigos,

los socios son colegas o compañeros de universidad

los socios son familiares cercanos: padres con hijos, esposos, hermanos, etc.

los socios son particulares.

Son los “temas álgidos” de los que hablo en las Conferencias de Los 30 Errores”. He aquí una guía rápida, para empezar:

“Siéntate con los socios y conversen todos los detalles que consideren que tienen que ver con las diversas posibilidades que se presentarán cuando la sociedad esté operando. Hablen claro, incluso los temas incómodos y vayan creando un “acuerdo de socios“.

Esto se parece un poco a cuando los novios, antes de casarse, hablan sobre sus planes de futuro: donde van a vivir, cuántos hijos piensan tener, cuándo planean que nazca el primero, en qué van a invertir, los temas relacionados con el trabajo de cada, las relaciones de familia, los amigos, etc.

Los socios de negocios, literalmente “se van a casar”; pero un ámbito de negocios.

Así que hay temas que deben hablarse.

¿De qué hablar? Hay mucho y no siempre es fácil. Algunas veces me han contratado para ser testigo de esto y para servir de árbitro. Te ofrezco algunos temas:

¿Cómo y cuándo serán repartidas las ganancias?

¿Cómo se pagarán las pérdidas si las llegan a haber o si la empresa llega a quebrar?

¿Cuánto aporta cada socio?

¿Cómo se valoran los aportes que no son en dinero?

¿Cómo se les paga los salarios a los socios que trabajan?

¿Qué pasa cuando un socio se quiera retirar de la empresa? ¿Cómo se calcula lo que se le devuelve?

¿Qué pasa si hoy los socios son esposos y se llegan a divorciar?

¿Qué pasa cuando los hijos crecen y quieren trabajo en la empresa?

Estos son solo unos ejemplos, para empezar. Deben definir las reglas del juego antes de comenzar. Tú has jugado juegos de mesa, siempre se leen primero las instrucciones sobre las “reglas del juego”.

Sucede igual con los negocios.

Esta información es realmente útil para ti como emprendedores y futuro empresario. Utiliza cada uno de los artículos que estamos escribiendo sobre este tema tan delicado.

Recuerda escribir tus comentarios y me encantaría que compartas las experiencias que has tenido en este tema.

Autor Enrique Núñez Montenegro – Fundapymes.com

Escrito por Enrique Núñez Montenegro, es consultor de empresas, lleva 30 años asesorando y acompañando empresarios en las más diversas actividades económicas. Su misión es promover el espíritu emprendedor, entrenar, asesorar y acompañar a hombres y mujeres que han decidido ser dueños de su propio destino, de su propio negocio. Para recibir todos sus artículos y el Reporte Especial de Los 30 Peores Errores del Emprendedor suscribe gratuitamente en http://www.fundapymes.com.

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Qué hacer cuando quiero mi propio negocio pero mantener mi empleo seguro?


por Enrique Núñez Montenegro

Nunca voy a recomendar dejar un buen empleo o un trabajo seguro, para aventurarse en el mundo de los negocios. Pero… ¿Por qué siempre tiene que haber un “pero”?

Para tener éxito en los negocios, he visto que uno de los factores claves del éxito es utilizar el poder el enfoque. Así que ¿Cómo mantenerse prudente, sin arriesgar la economía familiar y al mismo tiempo emprender tu propia empresa?

Bien, hace unos días me escribió Raúl desde Perú (por supuesto que cambio el nombre real y el país de este amigo para mantener su privacidad). Me comentaba dos cosas:

• Que tiene un buen empleo en una gran compañía.

• Que quiere tener su propio negocio, sin dejar su empleo.

Raúl tiene claro que en el mundo corporativo hoy “lo menos seguro es un empleo seguro”. Sobre esto todo bien.

Sin embargo, comenzamos a “debatir” sobre dos cosas:

• Yo pienso que para tener éxito en los negocios debería en algún momento retirarse y dedicarse completamente a su negocio.

• La idea de negocios que me planteó no me hizo “clic”. No logré entender claramente si realmente existía una necesidad para que un negocio dedicado a “eso” realmente pudiera ser rentable.

Me parece que Raúl es muy inteligente y bastante analítico, esto fue lo que respondió:

“Enrique, en verdad agradezco de todo corazón la franqueza y transparencia de tus comentarios, así como el interés mostrado al darme tu mejor consejo.

Para ser honesto me gustaría debatir, en el buen sentido, estos temas contigo aunque creo que no hay mucho que cuestionarte ya que te considero un experto en la materia.

Tal vez tienes razón en lo “verde” (por llamarlo de alguna manera) que suena mi proyecto. Es verdad que quien compra “eso” no sólo busca eso, sino que prefiere adquirir el kit completo, sin embargo también es cierto que para realizar una inversión de esa índole se necesita de un capital mayor (suma con la cual no cuento).

Entiendo perfecto cuando dices que te da la impresión de que no tengo muy claro mi plan de vida (por tener dos intereses que se oponen entre sí en un primer vistazo) pero, al respecto tengo una pregunta, ¿no es viable emprender un negocio propio mientras se cuenta con un empleo estable? Esta pregunta va relacionada con mi intención de que echar a andar un proyecto al que, una vez que esté posicionado, pueda dedicar mi tiempo completo con una mayor seguridad económica.

Este pensamiento previsor obedece a mi percepción de que la vida en las organizaciones es muy cambiante (y no siempre la estabilidad laboral depende del buen desempeño del empleado), por lo que no me gustaría apostarle a una sola fuente de ingresos.

Además si ambas cosas funcionan bien pues aún mejor, porque significa contar con ingresos adicionales.

Sobre quién podría estar al tanto del negocio, mi solución es delegar ese trabajo a mi hermana ya que ella cuenta con los recursos y la disponibilidad para solventar las necesidades que se presenten.

Para ser franco, aún me resisto a la idea de abandonar este proyecto pero, quiero que sepas que tus palabras y tiempo no han sido mal invertidos (porque voy a meditar concienzudamente sobre tus observaciones)

¿Sabes? Todo esto me hace sentir que tu única intención es la de ayudarme y la verdad es algo que agradezco infinitamente.

Al margen de este tema quiero compartirte que, me parece que además de ser un profesional, eres una gran persona; y me da pena que no tengamos la oportunidad de conocernos físicamente porque serían mucho los temas que me gustaría conversar contigo.

En fin, seguiré instruyéndome a través de tus publicaciones y créeme que seré muy cauteloso sobre si implemento este plan o no. Cualquier cosa, te estaré informando.

A todo esto…

Me encantaría saber (con toda la honestidad que ahora sé que te distingue), ¿qué opinión te mereces mis comentarios? ¿Qué percibes en ellos? ¿Cambió tu postura sobre el plan que venía gestando?

Atentamente, “Raúl”

La verdad es los comentarios de “Raúl” respecto a sus preguntas y análisis, son tan atinados que quise convertirlos en un artículo; ya él sabe que tenía la intención de hacerlo. Y también sabe que le cambié el nombre

Mi respuesta fue la siguiente:

“Los miércoles de cada semana dedico la tarde a atender emprendedores. De los correos que me llegan algunos casos me parecen que serán valiosos para mucha gente.

Entonces inicio una especie de consultoría virtual por medio de correo y que algunas veces termina por skype.

No cobro por esas consultas. ¡Al menos por la primera cita!

Estos emprendedores son personas que desean alcanzar la libertad financiera y la prosperidad en el mundo de los negocios.

Algunos vienen con “ideas espectaculares” y salen sumamente motivados, porque los estimulo y apoyo a seguir adelante con la idea.

Otros vienen con “ideas sin pies ni cabeza” o “verdes”. Como no soy diplomático, sino consultor, debo opinar fríamente también en estos casos. Muchos no me vuelven a hablar o contactar durante varias semanas. Pero la semilla de la “prudencia” o “malicia indígena” quedó sembrada y los hace replantear la idea. Muchas veces la mejoran considerablemente y tiene mucho éxito. Otros la abandonan completamente y van por otro nicho o por otro producto.

Claro que como persona y como consultor tengo un margen alto de equivocarme.

Recuerda que veo las cosas desde una perspectiva y sobre la base de información “escasa”.

En tu caso, he querido darle seguimiento a tus consultas por varias razones. Me parece que estás haciendo las cosas bien. Nunca recomiendo a nadie abandonar un empleo seguro o bien pagado para “aventurarse”. Sí recomiendo que una vez tomada una decisión firme, se haga un plan que lleve a la persona a convertirse en algún momento en empresario.

He venido diciendo en las últimas semanas algo que a mí me dolió cuando lo pensé y lo dije por primera vez: “los emprendedores no tienen éxito en los negocios”. Es ingrato; pero es cierto. Los emprendedores tenemos que madurar y convertirnos en empresarios. Elegir un proyecto de negocios y casarnos casi obsesivamente con esa empresa, como nuestra misión personal con alma, vida y corazón.

Yo tuve que hacerlo hace un buen tiempo y mira que me costó aceptar que era necesario “quemar mis naves”. No me arrepiento.

Así que esa la primera razón. Está bien que seas prudente.

La otra razón es porque uno de los 30 pecados mortales es “enamorarse de una idea espectacular” y otro que no creo que se te aplique es “mala elección de los socios de negocios”. No conozco a tu hermana.

Quiero que seas prudente con tu proyecto de negocios.

Claro que no debes renunciar. Pero asegurarte de que efectivamente existe un nicho de mercado con esa fuerte necesidad que piensas que existe. Esto no se logra con solo la percepción tuya como cliente, ni conversando o realizando una encuesta. Debes ser “malicioso”, “perceptivo”, “debe observar”. ¿Cuáles son los clientes que comprarán tu producto? ¿Dónde están comprando ese producto actualmente? ¿Cada cuánto? Etc.

“Raúl”… el precio que te cobro por esta asesoría es que me mantengas informado sobre tus avances. Tu historia será testimonio para muchos. Toda experiencia enriquece a quien la conozca.

Claro que mi deseo es apoyarte y lograr que un día seas un empresario exitoso y próspero. Esa es nuestra misión.

Ah…. Estoy preparando varios materiales que te ayudarán bastante. En unas tres semanas te llegará un correo.

Y no te asombres de que dentro de una semana o dos, esto que te estoy escribiendo salga como un artículo en la página. Claro sin tu nombre ni tu país. Posible te llame Raúl y vivas en Perú.

Gracias por compartir conmigo tus proyectos, me gustaría tener comentarios tuyos en los artículos. Eres muy analítico y lo que opines será de gran ayuda para quienes leen cada semana la página.

Voy a terminar el artículo aquí para que ustedes lo terminen con sus aportes:

• ¿Alguno de ustedes se encuentran esta misma situación?

• ¿Alguno de ustedes tuvo que tomar la renunciar para emprender?

• ¿Qué piensan cuando van leyendo este artículo?

Autor Enrique Núñez Montenegro – Fundapymes.com – Escrito por Enrique Núñez Montenegro, es consultor de empresas, lleva 30 años asesorando y acompañando empresarios en las más diversas actividades económicas. Su misión es promover el espíritu emprendedor, entrenar, asesorar y acompañar a hombres y mujeres que han decidido ser dueños de su propio destino, de su propio negocio. Para recibir todos sus artículos y el Reporte Especial de Los 30 Peores Errores del Emprendedor suscribe gratuitamente en http://www.fundapymes.com.

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Hablemos de confianza


por jvillalba

El cien por cien de los problemas entre las personas tiene su origen en la comunicación; es decir, en la mala comunicación o, incluso, en la incomunicación.

Esta afirmación es sospechosa por lo universal, pero posiblemente no sea tan errática como pudiera indicar una construcción tan general. Pensemos por un momento, ¿tendrían que ser las relaciones humanas en las empresas ‘cosa’ distinta de lo que son las relaciones humanas en la vida cotidiana?

La base de toda relación entre las personas es la comunicación en sus diferentes manifestaciones, desde la palabra hasta los gestos pasando por los actos y las evoluciones de los cuerpos traducidas en comportamientos. Siempre, cuando somos actores en un acontecimiento, somos nosotros mismos los que, en nuestra mismidad, nos manifestamos como somos. Somos –cada uno de nosotros- las mismas personas que ejercemos un papel u otro, pues allá donde vayamos, o en donde estemos, nos llevamos con nosotros mismos y no a otro. Estemos donde estemos somos el mismo sujeto con su misma personalidad, la misma persona con sus afectos y defectos, el mismo individuo con los mismos temores, dentro y fuera, con las mismas pasiones, dentro y fuera, con las mismas ansiedades, dentro y fuera, con las mismas aspiraciones, dentro y fuera. ¿O es que usted deja de ser quien es o quien sea según sea la situación en la que se encuentre?

Lo que si que varía son los grados de confianza que tenemos en unos y en otros. No confiamos por igual en todas las personas con quienes compartimos vida o situaciones. Tendremos confianza, o no, en nosotros mismos, pero es un hecho cierto que ni intimamos ni tenemos la misma familiaridad o cercanía o complicidad con todos aquellos que nos relacionamos a diario.

Unas personas nos despiertan más confianza que otras; algunas otras, incluso, desconfianza. Con quienes nos confiamos nos sentimos cómodos y a gusto; nos comunicamos. Nos sentimos libres y aceptados, nos mostramos naturales. De quienes desconfiamos huimos; anteponemos una barrera, la reserva; nos distanciamos de ellos, preferimos quedar al margen. Limitamos nuestro intercambio comunicacional con ellos.

Confiar en alguien no es más que tener la certeza de ese alguien nos admite, nos respeta, se interesa honestamente por nosotros y nos corresponde con la misma confianza y naturalidad. La confianza nos pone en el camino de la predicción, nos permite anticipar que la respuesta del otro será de aceptación y no de rechazo, aunque nos informe de su desacuerdo, nos posibilita tener la certeza de que dicho alguien no nos traicionará a la primera o no nos reprochará torticeramente o no se aprovechará de nosotros para vejarnos, herirnos o tomarse la revancha o el desquite.

La confianza nos lleva al respeto mutuo, a la transparencia; mientras que la desconfianza descansa en la decepción, en el daño que supone la traición o el aprovechamiento o la denostación o la reprensión o el libelo o el vituperio o el reproche o el silencio sin más palabra, aclaración o justificación. La desconfianza nos deposita en el desinterés, alimenta nuestra paranoia y nos conduce a la Interpretación fabulada, al desánimo, a la falta de escucha, a la desvinculación. Sépase que incriminar, en la vida diaria o en la empresa, no es ni la manera de hacer perdurable la confianza ni fuente de objetividad para dirimir un conflicto; como tampoco representa un indicio de cordialidad en el otro para confiar en él.

Las relaciones humanas, o entre las personas, son asunto harto sensible y delicado que requiere exquisitez de trato, pulcritud y escrupulosidad. Léase respeto e interés. Tomarse a la ligera lo que se dice o lo que se hace es restarle mimo a la relación, depreciar a la persona y correr el riesgo de profanar tan sagrada relación.

Construir la confianza es obra faraónica que lleva años edificar sobre hechos y constataciones, una acreditación que te pueden conceder o no, dependerá de la escucha y de la objetividad del otro o de los otros; pero lo que no ofrece duda es que la confianza es una pirámide de papel de arroz y junco que arrasan insultos, menosprecios, recriminaciones, vejaciones, reproches. Una singular y frágil construcción que sucumbe a la prepotencia, que derruye la mala comunicación, que dinamita la incomunicación.

Los problemas devienen porque no nos entendemos; la falta de entendimiento es el origen del conflicto. No se trata de estar de acuerdo ni en todo ni en parte, sino de hablarse y de escucharse, de respetarse y de admitirse, de ser claros y transparentes, no de hacer prevalecer una idea, sino de exponerla, explicarla, aclararla, lo que equivale a mostrar interés, a interesarse, a declarar el respeto, a ganarse el acuerdo en el desacuerdo. Significa, al contrario que imponer o imponerse, dejar en libertad al otro para que modifique o no su comportamiento sobre la base de la información recibida.

Los problemas entre las personas, la mayor parte de los problemas en las empresas, tiene su origen en la comunicación, en la mala o deficitaria comunicación, en el silencio administrativo, en los discursos burlescos, en las relaciones desiguales, en la mala gestión de la autoridad que también propicia relaciones asimétricas entre iguales amparadas en supuestos de fuerza que dan al traste con al legítima comunicación.

Destruida la confianza, desacreditada la comunicación, recuperar el entendimiento es verdaderamente difícil por no decir imposible. Exige un cambio drástico de actitudes, significa cambiar el estilo de las comunicaciones -empezando por las oficiales-, requiere una dosis extrema de generosidad por parte de hablantes y escuchantes, supone modificar la orientación directiva, amplificar la escucha, asimilar las informaciones, demostrar que se ha escuchado y obrar dignificando el valor y el papel de las personas, tanto de unas como de otras, tanto de las que dirigen como de las que son dirigidas.

Si se quiere invertir esta situación, alguien ha de dar el primer paso, alguien ha de persistir en el intento para transmitir certeza, alguien ha de romper con lo anterior, alguien ha de empeñarse en recuperar la comunicación como fuente de confianza. ¿A quién creen que le corresponde ese papel en las organizaciones?

Autor © jvillalba

Fuente http://jvillalba.wordpress.com/2012/09/17/hablemos-de-confianza/

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Cada instante es una nueva oportunidad


Tropezar es una oportunidad para aprender a caminar más seguros y sin miedo… Caer es una oportunidad, para saber siempre levantarnos y continuar fortalecidos… Perder es una oportunidad, para lograr cuidar un poco más lo que aún nos queda o tenemos, sintiéndonos bendecidos… Que alguien nos deje, nos da la oportunidad para ver los que aún se quedan, permanecen y están siempre ahí fieles …

Llorar es una oportunidad, para sensibilizarnos y valorar más las sonrisas que damos y nos dan… Sentirse perdidos, es una oportunidad para aventurar en la búsqueda del verdadero camino… Tocar fondo, es una oportunidad de salir a flote y empezar desde cero con sentimientos y sueños nuevos… Amar aunque duela es una oportunidad, para saber qué tanto somos capaces de entregar…

Soltar es una oportunidad, para aprender a desprendernos y estar seguros de lo que tenemos en realidad… La noche es una oportunidad para confiar y esperar el nuevo día que vendrá… Las cosas que llegan sin avisar y sin esperarlas, son una oportunidad para estar siempre alertas y no dejar que nos derrumben las sorpresas que en la vida nos deparan…

Equivocarnos es una oportunidad para asumir nuestra imperfección y responsabilidad, e intentar hacer las cosas mucho mejor para tratar de no volver a fallar… Las heridas son una oportunidad para hacernos fuertes y valientes, madurar, mientras asumimos el proceso de sanar… No tener nada es una oportunidad para lograr ver quienes están sin interés de que lo que se les pueda dar…

La adversidad siempre será una oportunidad para estar seguros de lo que es real y va a permanecer… Cada día que se nos da de vida es siempre una oportunidad que Dios nos da, para empezar de nuevo, experimentar su amor y no perder la Fe…

KARY ROJAS

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com

Que son y que hacen las incubadoras de negocios


Las incubadoras de negocios son proyectos diseñados para ayudar a las nuevas empresas a desarrollarse y lanzarse con éxito. En algunos casos, los proyectos son supervisados por Universidades y se desarrollan en sus campus. En algunas partes, los municipios se unen a la administración local de Pymes para establecer lineamientos y lugares en los que los emprendedores pueden adquirir el conocimiento y otros recursos necesarios para crear y lanzar con éxito una nueva empresa y nutrirla durante los meses críticos. Casi todas las incubadoras de negocios tienen requisitos bien establecidos que se deben cumplir para ser aceptados.

La meta principal de una incubadora de negocios es fomentar el desarrollo de nuevos negocios dentro de las comunidades locales. Al ayudar a un empresario local a comenzar una empresa en la zona, la comunidad puede verse beneficiada por un aumento de la disponibilidad de puestos de trabajo y los ingresos adicionales que percibe la ciudad como resultado de las nuevas actividades de negocios. Ambos elementos pueden ayudar a revitalizar la economía local y mejorar la calidad de vida para todos los que vivan o trabajen en la zona.

Una incubadora de negocios ayuda a llenar el vacío que se encuentra en muchas zonas. No todos pueden gastar el tiempo y dinero necesario para ir a la Universidad y obtener un título de administración de negocios. Además, no todos tienen acceso a los recursos que pueden financiar un esfuerzo de negocios hasta que se vuelva rentable. Los programas de las incubadoras de negocios ayudan a llenar el vacío entregando entrenamiento rudimentario a los emprendedores, un espacio para lanzar el negocio y en algunos casos conectar al propietario del nuevo negocio con otros que están en posición de invertir en la empresa en el futuro.

No hay un modelo perfecto para una incubadora de negocios. Algunos diseños se enfocan en las demandas de la cultura local y la comunidad de negocios y siguen un formato que esta más alineado a las necesidades locales específicas. A menudo, la estructura exacta de un programa depende de quien este apoyando el esfuerzo, además de cuales organizaciones contribuyan a la operación continua del programa.

Dependiendo de la disponibilidad de recursos, la incubadora puede simplemente ofrecer espacio de oficina que pueda ser usado por una nueva empresa para asegurar y gestionar a sus primeros clientes. Otras pueden utilizar voluntarios para crear clases y seminarios que se enfoquen en tópicos como tener un negocio, establecer procedimientos y registros de contabilidad, llevar el registro de las órdenes de sus clientes y publicitar a un nuevo negocio en nichos de mercado particulares.

Cada comunidad establece el criterio que cada postulante debe cumplir para participar de la incubadora. No se atiende a cualquier persona que quiera iniciar un negocio. Estableces calificaciones ayuda a asegurar que los recursos limitados están dirigidos a los emprendimientos que tengan más posibilidades de resultar en un impacto positivo y de largo plazo para la comunidad.

No es inusual que una incubadora de negocios también sea el medio para que los emprendedores establezcan redes con una mayor comunidad de negocios y comiencen a hacer contactos que serán fructíferos en el futuro. Los nuevos negocios que son aceptados en los programas también pueden desarrollar vínculos que les permitan continuar elevando la moral de los demás una vez que se gradúen del programa y ocupen su lugar en una mayor comunidad.

Las incubadoras de negocios son una gran ayuda para emprender

Son uno de los mejores programas que existen para nuevas empresas.

Por un lado, entregan apoyo, desde la administración hasta las finanzas.

Pero por otro lado no se trata de programas que ayudan a crear empresas que luego son dejadas a su suerte, sino que el negocio escogido a menudo es apoyado por dos a tres años antes de que el negocio pueda mantenerse por sí mismo.

Y todo ese apoyo vale, de acuerdo a las estadísticas. En promedio, el noventa y cinco por ciento de los negocios incubados terminan el programa y el ochenta y siete por ciento siguen adelante luego de graduarse.

¿Cuál es la desventaja de las incubadoras de negocios?

La principal es que puede ser difícil ser admitido a participar. La mayoría de las incubadoras se enfocan en industrias particulares.

Aun así, si estas en la etapa de comienzo de tu empresa, definitivamente deberías investigar si es que existe alguna incubadora que pueda estar interesada en desarrollar tu negocio.

Fuente http://www.blog-emprendedor.info/que-son-y-que-hacen-las-incubadoras-de-negocios

————————————–

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestros Blog

Gestión y Dirección de Empresas Familiares http://gestiondeempresasfamiliares.blogspot.com

Gestion de PYMES
http://gestiondepymes.over-blog.com